¿Por qué elegir Kingston?

¿Por qué elegir Kingston?

Desde 1987, Kingston destaca por ofrecer los productos de memoria de mayor calidad disponibles. Somos conscientes del papel importante que desempeña la memoria en la productividad informática y adoptamos las medidas necesarias para garantizar un producto de memoria fiable.

  • Calidad superior: Kingston® certifica todos los componentes y realiza pruebas en todos los módulos a lo largo de todas las fases de producción.

  • Compatibilidad garantizada: Kingston personaliza sus memorias y garantiza una compatibilidad absoluta.

  • Comodidad: Kingston ofrece una completa gama de soluciones de memorias a precios competitivos para miles de sistemas.

  • Estabilidad: fundada en 1987, Kingston ha crecido hasta convertirse en el mayor fabricante independiente de módulos de memoria de la industria.

  • Fiabilidad: su compromiso de utilizar los componentes de la más alta calidad, y las rigurosas pruebas convierten a las memorias de Kingston en las más fiables del mercado.

  • Experiencia: Kingston se involucra en el proceso DRAM, desde el corte de la oblea de silicio para incrustar los circuitos integrados hasta el montaje del módulo para probar el producto final.

  • Garantía: Kingston ofrece una garantía de por vida en todos los módulos de memoria y garantías de varios años en nuestras tarjetas Flash, unidades SSD y unidades USB Flash. Para obtener información adicional, visite la página de garantía de Kingston.

Kingston Technology Company

Kingston ha crecido hasta convertirse en el mayor fabricante independiente de productos para mejorar la memoria. Fundada en 1987 por John Tu y David Sun, Kingston ha pasado de ofrecer un único módulo de memoria en línea a convertirse en una empresa internacional con más de 2000 productos compatibles con más de 20 000 sistemas con ventas que superaron los 7000 millones de dólares en 2015.

La fiabilidad es la piedra angular de la estrategia de producto de Kingston y contribuye al alto grado de confianza que existe entre Kingston y sus clientes. Kingston está consagrado a superar el estándar de la industria en lo que respecta a detalles, calidad y fiabilidad del producto.

Fiabilidad y experiencia de Kingston

Un paso importante para garantizar la fiabilidad de la memoria es seleccionar sus componentes concienzudamente y asegurarse de que se utilizan únicamente los de mejor calidad. Kingston es uno de los pocos fabricantes de memorias que requieren certificación de los componentes y prueba los módulos en todas las fases de producción.

Kingston ha desarrollado uno de los procesos de pruebas más rigurosos y fiables de la industria de las memorias. Kingston realiza inversiones continuas en las instalaciones de fabricación de primer orden que posee en todo el mundo.

Organización Internacional de Normalización

ISO 9001

El programa ISO es el estándar internacional para los procesos de calidad empresarial globales. La norma ISO 9001 guía a las empresas en la creación de una base para llevar a cabo procesos de negocio y garantizar que la mano de obra de las empresas es de la más alta calidad posible. El marco abarca todo el proceso de entrega de un producto o servicio: compra de materias primas o componentes, revisión de contratos, inspección de control de calidad de producto, diseño, desarrollo, manipulación, entrega, formación de los empleados y servicio de atención al cliente. El objetivo es crear un estándar para los procesos de calidad empresarial globales.

Kingston ha desarrollado un sistema de calidad que cumple los requisitos especificados en la norma ISO 9001, y recibió la certificación en 1994 tras su primera auditoría. Según los evaluadores de la norma ISO, solo el 30% de las empresas que solicitan la certificación la consiguen al primer intento. Kingston ha mantenido su certificación pasando auditorías cada seis meses. Más información (enlace a la página con la norma ISO)

Estándares de la industria

Kingston presta un especial cuidado para fabricar sus productos dentro de las especificaciones. De hecho, Kingston es miembro de la Asociación de Tecnología de Estado Sólido de JEDEC (Consejo Conjunto de Ingeniería de Dispositivos Electrónicos) y también tiene un asiento de vicepresidente en la junta de JEDEC. JEDEC ha sido la principal organización de estándares de desarrollo para la industria de semiconductores desde 1958. Kingston es una de las 300 empresas que trabajan estrechamente en el desarrollo de estándares para satisfacer las necesidades de la industria y el usuario.

Proveedores de DRAM

Kingston ha desarrollado relaciones a largo plazo con los principales fabricantes de DRAM. Estos fabricantes compran directamente nuestros chips DRAM. Algunos de ellos son Micron, SK Hynix, Powerchip, Nanya, etc. Los componentes se envían directamente desde las instalaciones del fabricante a las instalaciones de Kingston para reducir al mínimo la manipulación y la exposición a los daños.

Todos los chips DRAM entregados a Kingston son examinados concienzudamente para garantizar que solo se aceptan DRAM de primera calidad, cualificadas y probadas. Como cliente líder de DRAM, Kingston recibe una excelente calidad y disponibilidad de chips DRAM. Esta disponibilidad permite a Kingston ofrecer una amplia variedad de módulos de memoria, tanto para sistemas obsoletos como para los sistemas más modernos.

Calidad Kingston

Kingston se enorgullece de su papel activo a la hora de verificar la calidad y fiabilidad de los componentes utilizados en sus productos. Las memorias de Kingston estás diseñadas y construidas con componentes que se adquieren de proveedores certificados que cumplen los altos estándares de calidad de Kingston. Kingston posee la certificación ISO 9001 desde 1994. Kingston no solo ha obtenido esta certificación de alto nivel, sino que ha mantenido y mejorado su proceso de adaptación a la exigente industria de las memorias.

Diseño

Para garantizar una fiabilidad y compatibilidad absolutas, los módulos de Kingston están diseñados para satisfacer los requisitos específicos del sistema o clase de sistemas en los que se va a instalar el módulo. Los ingenieros de Kingston prueban la memoria en la placa base del sistema y con las aplicaciones y sistemas operativos más utilizados con dicho sistema. Puesto que el rendimiento de la memoria varía ligeramente entre las marcas de DRAM, los estándares de diseño de Kingston exigen una revisión dentro del sistema del diseño de cada nuevo módulo.

Componentes

El programa de calidad de proveedores proactivo de Kingston certifica y controla los chips DRAM, las placas (PCB) y los componentes pasivos. Kingston ha establecido estrictos requisitos de control que someten a los lotes de componentes recibidos a pruebas para determinar la conformidad. Por ejemplo, los últimos chips de memoria de la tecnología DDR se prueban utilizando la plataforma de pruebas Agilent® 83000 para verificar las características de sincronización compatibles con DDR. Si se altera el diseño de un chip DDR, debe volver a someterse al proceso de certificación.

Montaje

El fabricante de DRAM envía todos los chips de memoria directamente a las plantas de montaje de Kingston para reducir al mínimo la manipulación y los posibles daños. A lo largo de todo el proceso de montaje se realizan numerosos pasos para eliminar la posibilidad de descarga electrostática, que es la principal causa de fallo de las memorias.

Pruebas

Kingston emplea un sistema de pruebas de varios niveles para garantizar el control de calidad en todo el proceso de fabricación. Además de las rigurosas pruebas realizadas en las DRAM y otros componentes, Kingston somete a todos los nuevos diseños de módulos a pruebas de calidad de señal, de tensión de software, térmicas y de fiabilidad a largo plazo específicas del sistema. Kingston no ha dejado de lado sus pruebas exhaustivas de producción de todos los productos terminados.

En Kingston, creemos que la calidad se basa en la sinergia de cuatro áreas: diseño, componentes, montaje y pruebas (DCAT).

Compatibilidad

Muchas otras empresas de módulos de memoria utilizan un módulo genérico para una variedad de sistemas. Kingston lleva el diseño a un nivel superior y fabrica memorias específicas para sistemas. Esto conlleva un diseño personalizado que satisface los requisitos de memoria del sistema informático para el que está diseñado el módulo. El diseño se ajusta para que coincida con la sincronización del sistema, para reducir el ruido y el calor, y para permitir una comunicación más eficaz entre la memoria y la CPU. Kingston también prueba el módulo en el sistema con aplicaciones y sistemas operativos populares, y el programa de diagnóstico del fabricante del equipo original.

Comodidad

Comprar Kingston es cómodo. Kingston es compatible con la gran mayoría de los sistemas importantes, y ofrece numerosos tipos de tecnologías de memoria, lo que lo convierte en una excelente fuente única para todas sus necesidades de memoria. Ofrecemos memorias para servidores, ordenadores de sobremesa, dispositivos de telecomunicaciones y de red, estaciones de trabajo, impresoras, e incluso aparatos digitales y cámaras. Nuestro servicio gratuito de atención técnica está disponible para ayudarle con cualquier duda que le pueda surgir. Todos los módulos de memoria de Kingston están respaldados por una garantía de por vida (visite la página de declaración de garantía de Kingston para obtener información detallada) y compatibilidad garantizada.

        Back To Top