Enfoque difuminado de filas de armarios de servidores con colorido código informático superpuesto

NVMe: Redundancia y RAID

Hemos expuesto cómo NVMe abre varias oportunidades técnicas y supone nuevos retos para los centros de datos. En teoría, la implementación de NVMe desvincula al dispositivo de almacenamiento del controlador de hardware, y ofrece un rendimiento muy superior al que puede obtenerse con SATA y SAS.

Aparte de las consideraciones en materia de rendimiento, una de las principales inquietudes de los responsables de centros de datos es la redundancia. Si bien es posible vincular el almacenamiento NVMe a controladores de hardware tradicionales, un concepto más eficiente de la redundancia se canalizará a través de una plataforma de almacenamiento definido por (SDS)

Cuando una organización adopte NVMe, tendrá que analizar cómo van a seguir implementando sus prácticas de alta disponibilidad. Esto es especialmente válido en organizaciones con SLA muy rigurosos.

Los fabricantes de controladores RAID basados en hardware tendrán que adaptarse al surgimiento de NVMe y ofrecer soluciones que permitan conectar los paneles posteriores U.2 para apoyar las soluciones RAID NVMe basadas en hardware. En el mercado existen ya varias tarjetas de controladores RAID compatibles con NVMe, aunque el mercado todavía está en pañales. Con el RAID basado en hardware todavía en las fases iniciales de su desarrollo y con cada vez más organizaciones adoptando NVMe, será necesario considerar las decisiones de diseño arquitectónico y evaluar en qué medida seguirán satisfaciendo sus prácticas de alta disponibilidad, tanto si es mediante soluciones HCI basadas en software (como vSAN, Ceph, RAID basado en software Linux y reflejo de LVM) como con réplicas de alta disponibilidad basadas en aplicaciones, como SQL Always On o reflejo de ASM de Oracle. Uno podría alegar que estas decisiones de diseño basadas en software deberían seguir existiendo con los controladores RAID basados en hardware, ya que estos últimos protegen solamente contra un único punto de error.

Migrar a NVMe requiere una exhaustiva y completa evaluación por parte de los arquitectos de TI y responsables de las aplicaciones para verificar que existe redundancia en cada capa de la pila a nivel de procesamiento, desde la red al almacenamiento, con el objeto de comprobar que se cumplen los SLA. Cuando las aplicaciones comparten recursos de almacenamiento, es fundamental implementar sólidas prácticas de redundancia en la capa de almacenamiento. La solución personalizada dependerá de la arquitectura subyacente existente.

Por ejemplo, si los servidores están virtualizados, tendría sentido adoptar una solución HCI basada en software, como vSAN. vSAN se caracteriza por redundancia granular a nivel de VM, y puede proteger las VM hasta dos errores de nodos de almacenamiento completos. Si la organización utiliza matrices Flash como solución de almacenamiento centralizada, la mayoría de estas matrices Flash NVMe ya incorporan implementación de RAID basada en software, aunque para proteger contra un fallo completo de la matriz, la réplica del almacenamiento de alta disponibilidad podría ser la clave.

Kingston pregunta periódicamente a sus clientes "¿Cómo gestiona usted su almacenamiento?"

La mayoría de los clientes están comenzando a evaluar las complejidades de una transición desde arquitecturas controladas por hardware a arquitecturas definidas por software. Hay quienes han adquirido soluciones para probarlas, en tanto que otros han escrito sus propios paquetes de almacenamiento basados en software Linux para gestionar sus centros de datos.

Para muchas organizaciones, extender la definición por software al controlador RAID no es solo una buena idea: es un cambio fundamental. Las empresas tienen mucho que evaluar y numerosas decisiones que adoptar. Es por ello que las empresas de almacenamiento definido por software están comenzando a entrar en línea.

#KingstonIsWithYou

Productos relacionados

Para consultar información acerca de cómo el virus COVID-19 ha afectado a nuestras operaciones comerciales, haga clic aquí.