Un bastidor de servidores con una luminosidad azul

El papel fundamental de los centros de datos durante la COVID-19

La pandemia de la COVID-19 ha cambiado drásticamente el mundo, incluidos los protocolos y operaciones empresariales globales. Las organizaciones de todo el mundo se están adaptando para contribuir a la lucha contra el coronavirus, y algunas han visto caer sobre sus espaldas importantes responsabilidades. En particular, los centros de datos han tenido que asumir papeles fundamentales para mantener al mundo en funcionamiento mientras todo lo demás se ha detenido.

Con más de 107 millones de casos en todo el mundo, el coronavirus no solamente ha trastornado la vida cotidiana, sino que también está cambiando la faz de las empresas. Con el aumento sin precedentes del uso de Internet y de la necesidad de satisfacer los crecientes requisitos de almacenamiento y administración de datos, los centros de datos están asumiendo estos cambios en todo el mundo a una escala nunca vista. Sin duda, la importancia de los centros de datos ha crecido de manera crucial.

Un globo terráqueo superpuesto sobre un paisaje urbano

Incremento global de Internet

Dado que la gente sale menos a la calle, Internet ha experimentado un incremento del tráfico global. Muchas organizaciones han alentado a trabajar desde casa y están limitando la cantidad de equipos y empleados presenciales para ralentizar la propagación del virus. Se insta incluso a los trabajadores esenciales a no salir en la medida de lo posible. En consecuencia, millones de personas se quedan en casa navegando por las redes sociales, utilizando los servicios de videoconferencia para mantenerse conectados y accediendo a más servicios en línea que nunca antes. El incremento del tráfico de Internet ha aumentado la importancia del papel de los centros de datos en la satisfacción y gestión de estas crecientes demandas.

Un estudio realizado por Cloudfare puso de manifiesto que el uso de Internet aumentó en más de un 25 % en la mayoría de las grandes ciudades del mundo como resultado de las medidas de confinamiento. Como respuesta, los centros de datos pudieron adaptar su capacidad para hacer frente a la carga adicional de sus redes. Los centros de datos consiguieron mantener su agilidad a pesar del súbito incremento del uso de Internet, y de la dependencia del mismo, a medida que el mundo se adaptaba al distanciamiento social.

Sin datos ni centros de datos, las empresas, escuelas y hospitales no podrían haber estado operativos, y las comunidades no hubiesen podido llevar un seguimiento, tratar e impedir la propagación de la COVID-19. En un momento en que la gente recurre cada vez más a Internet para casi todo —información, compra, ocio—, los centros de datos deben asegurarse de que las conexiones sean rápidas y estables.

Apoyo al nuevo software y a las nuevas infraestructuras empresariales

No solamente ha crecido el tráfico de Internet, sino también el software colaborativo para las empresas. Se ha producido un aumento en los servicios de almacenamiento en la nube y de teleconferencia a medida que más empresas se adaptaban al trabajo a distancia. Los centros de datos están tomando en cuenta este incremento, e incluso algunos están ayudando a las empresas con sus necesidades de datos.

Las aplicaciones y el software colaborativos, como Microsoft Teams y Zoom, experimentaron un gran aumento de descargas: hasta un 90 % en comparación con la media semanal de descargas antes de la COVID-19. En respuesta a la demanda y a las necesidades de las organizaciones, compañías como Microsoft, Google y Zoom ofrecen algunos de sus servicios gratuitamente para que las empresas los incorporen.

Las plataformas y el software colaborativos llevan impulsando el crecimiento de la nube desde hace años, y estos servicios se han hecho más vitales que nunca. La informática y el almacenamiento en la nube han posibilitado la conectividad de los datos. Hoy, las organizaciones ejecutan plataformas de uso diario empleando muchas plataformas distintas. Esto es posible al operar dentro de centros en la nube.

La pandemia ha puesto un gran énfasis en la conectividad y en los planes de contingencia empresariales. El trabajo a distancia ya no es discutible, sino más bien una necesidad. Mientas continúe esta evolución, los centros de datos seguirán expandiéndose y ajustándose para satisfacer las demandas de conectividad. Las futuras tendencias indican que las empresas se apoyarán más en las capacidades de la nube mientras cambian sus modelos para incorporar más funciones flexibles para el trabajo a distancia.

Posibilitación de los servicios de emergencia

El sector de la atención sanitaria está a la vanguardia de la lucha contra la pandemia y es responsable de servicios de emergencia eficaces que requieren comunicaciones rápidas y fiables. También se incrementan los dispositivos médicos conectados, con la consiguiente carga de trabajo sobre los profesionales informáticos del sector de la atención sanitaria.

Debido a la abrumadora cantidad de datos que ahora tienen que gestionar los proveedores de servicios de atención sanitaria, la información se está trasladando a la nube o a redes periféricas, a las que deben de adaptarse los centros de datos. Algunos centros de datos y sus empresas matrices están implementando proyectos para reforzar el almacenamiento y la accesibilidad de estos datos.

Algunas empresas a escala global han ofrecido al personal médico pruebas gratuitas de servicios web avanzados, como las telecomunicaciones basadas en la nube. Con dicho software de videoconferencia, que utiliza IA para prestar servicios de traducción en tiempo real, los médicos de todo el mundo han conseguido compartir información acerca del virus, incluidos síntomas y tratamientos.

Sin los centros de datos, los servicios de emergencia como los del sector de la atención sanitaria no hubiesen podido facilitar funciones vitales como estas para contribuir a la respuesta mundial ante la pandemia.

Una mujer señala la pantalla de un portátil de la cual emana fuego, y el gráfico de un candado en el centro simboliza la seguridad y protección de los datos

Seguridad de los datos en el trabajo a distancia

Los centros de datos no solamente son responsables de sostener el incremento global del uso de Internet, sino también de gestionar amenazas y riesgos potenciales para la ciberseguridad. Junto con el aumento del tráfico de Internet se han incrementado los riesgos y amenazas, motivo por el cual los centros de datos deben centrarse en la ciberseguridad.

La seguridad del software debe ser en este momento la prioridad de las empresas por cuanto están adoptando prácticas de trabajo a distancia. La piratería, el malware y el spyware son amenazas para la seguridad de los centros de datos, cuyas vulnerabilidades pueden poner en peligro a empresas y sectores vitales, como el de la atención sanitaria. Una herramienta de información de seguridad y de gestión de incidencias ofrece un panorama en tiempo real de la seguridad de un centro de datos. Antes de implementar aplicaciones, los centros de datos pueden explorar sus vulnerabilidades para, a continuación, generar parámetros y soluciones que subsanen dichos riesgos y amenazas.

Con el surgimiento de la informática en la nube, tanto la visibilidad como la administración de los datos son medidas de protección obligatorias, ya que podría haber malware oculto en el flujo de tráfico susceptible de pasar desapercibido de no haber ciberseguridad.

Tendencias futuras de los centros de datos

La gestión de los datos es hoy posible gracias al crecimiento de la informática en la nube y al papel fundamental de los centros de datos en la infraestructura global de datos. A medida que las organizaciones ejecutan aplicaciones de uso diario y amplían sus infraestructuras para posibilitar el trabajo a distancia, la informática en la nube es cada vez más esencial. La comunidad global en línea depende entonces de soluciones de memoria y almacenamiento clave. Esto permitirá que el mundo siga gestionando de manera eficiente la creciente tendencia de los datos sin sacrificar la conectividad.

#KingstonIsWithYou

promo solutions server memory

Productos relacionados

Para consultar información acerca de cómo el virus COVID-19 ha afectado a nuestras operaciones comerciales, haga clic aquí.