Edge Computing

¿Por qué 5G necesita Edge Computing en un microcentro de datos?

#KingstonCognate presenta a Simon Besteman

foto de Simon Besteman, ISP, proveedor, consultor de centros de datos

Simon Besteman es ciudadano francés y holandés, y experto en centros de datos y tecnología informática y de comunicaciones. Tiene más de 20 años de experiencia trabajando para proveedores de servicios de Internet y centros de datos, y como consultor de gestión de diversas organizaciones. Simon ha ocupado diversos cargos directivos en compañías multinacionales de servicios, ventas y marketing, gestión de operaciones y desarrollo estratégico.

Actualmente, Simon es Consejero Delegado de ISPConnect, la coalición holandesa de proveedores de servicios de alojamiento. Como destacado representante del sector, publica frecuentemente blogs, es ponente en congresos y conferencias y participa en las mesas redondas del gobierno neerlandés sobre telecomunicaciones, centros de datos y regulación de Internet. Integra los consejos de varios grupos industriales centrados en educación, empleo y gobernanza.

¿Qué es lo que impulsa la necesidad de centros de datos en el extremo?

Durante años, la principal tendencia mundial del sector de centros de datos estuvo impulsada por las economías de escala obtenidas por instalaciones cada vez más grandes, los así llamados centros de datos de hiperescala. Y por buenos motivos. Los costes de explotación por bastidor o por servidor son menores cuando se pueden compartir entre un gran número de servidores. En los centros de datos grandes, la conectividad es más sencilla. Resulta comparativamente más fácil construir una infraestructura de alimentación redundante (2N, 2N+) para una instalación muy grande. En cuanto a colocación, la presencia de una gran variedad de clientes crea oportunidades para conectar usuarios de centros de datos a una oferta simbiótica de servicios.

La tendencia hacia los microcentros de datos en el extremo

Líneas de redes sociales

Desde ninguno hace una década, hoy existen más de 500 gigantescos centros de datos de hiperescala en todo el mundo. Es poco probable que la tendencia se invierta en el futuro próximo. Los gigantes tecnológicos, los proveedores de servicios en la nube, Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft están experimentando sólidas cifras de crecimiento interanual a medida que la informática tradicional local está migrando gradualmente hacia la nube. Necesitan más potencia informática y más potencia de refrigeración que nunca. A medida que crece la compartición de datos generados y destinados para uso de otras máquinas (dispositivos automáticos), es lógico que la tendencia hacia centros de datos más grandes continúe en el futuro previsible.

Al mismo tiempo, observamos una tendencia paralela hacia microcentros de datos en ubicaciones más próximos al extremo, que es donde los datos se generan y se consumen. Estos centros de datos al borde de la red son conocidos como centros de datos Edge- Normalmente, los centros de datos en el extremo son más pequeños que los grandes centros de datos y complementan la infraestructura existente. Resuelven los problemas hoy, y desempeñan un papel decisivo en la preparación de las infraestructuras informáticas del futuro. El problema que resuelven es el de la conectividad.

Los centros de datos en el extremo propician las eficiencias

El punto débil de la centralización es que todos los datos se encuentran en un centro de datos, en el epicentro de la red, y que todos los usuarios deben conectarse a dicho punto central para acceder a los datos. Esto tiene dos consecuencias: se requiere un volumen significativo de ancho de banda y la latencia (el tiempo que tardan los datos en llegar al usuario) no puede reducirse lo suficiente como para gestionar de manera eficiente determinadas aplicaciones. El aproximar los datos al extremo posibilita gestionar los flujos de datos de manera más eficiente para el usuario. En lugar de tener que conectarse a la hiperescala para descargar una serie, los datos son almacenados en caché en un centro de datos periférico más próximo a ellos. Los datos solo necesitan viajar desde la instalación en el extremo hasta el usuario final. También permite una respuesta mucho más rápida, ya que los datos solo tienen que recorrer una distancia corta.

La segunda cuestión que aborda el Edge es una que se está desarrollando y que va a madurar en los próximos 24 a 36 meses. Se trata del incremento exponencial de los volúmenes de datos generados e intercambiados. Los dos principales componentes están separados, aunque relacionados: IdC y 5G.

Datos generados por máquinas

Si bien en la década pasada el crecimiento de los datos estuvo mayormente impulsado por el consumo humano (la gente empezó a ver vídeos en los teléfonos y utilizar aplicaciones para hacer compras y gestionar sus cuentas bancarias), la siguiente ola de datos estará generada por las máquinas. Serán procesados, analizados y utilizados por otras máquinas. Se trata de una forma diferente de datos, y de una magnitud mayor de los que utilizamos hoy. Hablamos de los datos generados (y requeridos) por vehículos en circulación, por los sensores de las calles de ciudades inteligentes y por dispositivos de agricultura, fabricación y medio ambiente. Montones de datos, en cantidades sin precedentes (pensemos en 40 terabytes de datos por cada 8 horas de circulación de un vehículo autónomo) que deben ser filtrados y agregados en las proximidades de la fuente. Tienen que llegar en forma procesada a una nube central. Las ciudades inteligentes, el IdC y los servicios de entrega por drones también se apoyarán en los microcentros de datos periféricos para aprovechar el potencial de 5G. Kingston Technology es uno de los fabricantes que se está anticipando a esta demanda y lanzando al mercado soluciones capaces de hacer frente a estos extraordinarios requisitos.

5G

Dispositivos inteligentes conectados por doquier a 5G de alta velocidad

5G será el elemento central de esta revolución. Esta próxima fase de las comunicaciones móviles se irá implementando gradualmente a partir de 2020. No solo que permite velocidades mucho mayores (100 veces más rápidas, como media), sino que además 5G nos permitirá conectar hasta un millón de dispositivos por kilómetro cuadrado. Permitirá que un sensor en cada pie cuadrado de un campo transmita datos en tiempo real de la humedad del suelo. De este modo, será posible un riego de mucha mayor precisión. Y, de este modo, gestionar el agua mucho mejor de lo que lo hacemos hoy. Los sensores de nuestros hogares transmitirán datos en tiempo real de nuestra salud, nuestro entorno y nuestras necesidades energéticas. En los entornos industriales, 5G permitirá la gestión remota de pieza, controles de calidad automáticos y administración de cadenas de suministro. Estos cambios supondrán una diferencia en nuestra manera de trabajar y de vivir.

El auge de los microcentros de datos 5G en las telecomunicaciones

Hoy en día, la mayor parte del desarrollo del edge de sitios de redes está impulsada por los proveedores de telecomunicaciones, en forma de microcentros de datos. Cuentan con la infraestructura y, lo más importante, ya disponen de las instalaciones físicas para crear las nuevas estructuras. Serán los pioneros del Egde. Detrás de ellos avanzan con rapidez las empresas comerciales de centros de datos.

La demanda impuesta a los centros de datos en el extremo derivada del crecimiento de 5G será bastante diferente de los actuales centros de datos. Son más pequeños y su demanda energética es menor. Estarán orientados hacia la comunicación y almacenamiento de datos, mayormente en discos SSD. Kingston Technology ha estado desarrollando soluciones de memoria y almacenamiento para manejar rápidamente grandes volúmenes.

Preparados, listos... ¡ya!: es el momento de prepararse para el Edge

Está surgiendo una nueva realidad y tendremos que adaptarnos a ella. Ahora es el momento de prepararse para el edge. Se trata de un tipo diferente de centro de datos, cuyos requisitos serán distintos de los que estamos habituados. Hacerlo correctamente será fundamental para prosperar en esta nueva realidad. La manera de empezar es llegar a las personas adecuadas con la experiencia que sea necesaria para configurarlo correctamente.

Consulte más información sobre la línea de soluciones de almacenamiento Enterprise de Kingston

Pregunte a un experto

El servicio Pregunte un experto de Kingston puede aportarle una opinión independiente sobre si la configuración que actualmente está utilizando, o tenga previsto utilizar, es adecuada para su organización.

SSD Enterprise

Ofrecemos asesoramiento sobre las ventajas que los discos SSD Enterprise le aportarían para su entorno de almacenamiento específico, y qué disco SSD es el más adecuado para sus cargas de trabajo que requieran un equilibrio entre elevados rendimientos de IOPS de lectura y de escritura.

Consulte a un experto en SSD

Memoria de servidor

Ofrecemos asesoramiento sobre las ventajas de configurar servidores para obtener un rendimiento y capacidad óptimos. Los expertos en configuración de Kingston cuentan con los conocimientos y los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades de actualización de memorias.

Consulte a un experto en memoria

Para consultar información acerca de cómo el virus COVID-19 ha afectado a nuestras operaciones comerciales, haga clic aquí.