Este sitio utiliza cookies para ofrecer prestaciones y funciones mejoradas. Al usar este sitio, usted indica su conformidad con este hecho. Valoramos su privacidad y la confidencialidad de sus datos. Revise nuestra Política de cookies y Política de privacidad. Ambas han sido actualizadas recientemente.

Responsabilidad social

Visión general

Kingston Technology Company, Inc. se ha comprometido a ejercer su actividad comercial de una manera social y ambientalmente responsable (SER). Durante los últimos 24 años, la filosofía básica de Kingston se ha enfocado en los valores fundamentales de la empresa: respeto, lealtad, integridad, flexibilidad y adaptabilidad, la inversión en nuestros empleados y la diversión en el lugar de trabajo en la compañía de amigos. Estos valores fundamentales también influyen en nuestra obligación de incidir de manera positiva en las comunidades en las que llevamos a cabo nuestras actividades y de ayudar a proteger el medio ambiente.

Responsabilidad social

Los empleados de Kingston son nuestro recurso más importante. En todas nuestras plantas proporcionamos un ambiente de trabajo caracterizado por el respeto, la seguridad y la salud, mediante el sistema de gestión OHSAS 18001, cuya certificación obtuvimos en junio de 2004.

En lo que concierne a seguridad, hemos implantado medidas de protección de accidentes tales como evaluación de riesgos, formación en salud y seguridad laborales, y simulacros de emergencias en todas nuestras plantas. Para promover la salud de nuestros empleados, Kingston ofrece toda una gama de programas de bienestar. Estos incluyen formación en salud impartida por profesionales sanitarios, programas de ejercicio y boletines de salud y bienestar.

Kingston se ha comprometido a promover una cultura en la que se valora y respeta la diversidad. Tratamos a todas las personas de manera equitativa en todos los aspectos del empleo, independientemente de su raza, color, origen nacional, ascendencia, religión, sexo, identidad de género, embarazo, estado civil, orientación sexual real o percibida, edad, discapacidad física o mental, responsabilidades familiares, condición de veterano o afecciones médicas, incluidos los rasgos genéticos. Kingston prohíbe la discriminación y acoso de las personas basado en cualquiera de las características arriba mencionadas o cualquier otra condición legalmente protegida.

Kingston se dedica a proteger los derechos de sus empleados en todo el mundo, tanto a través de sus políticas como en la práctica. Cumplimos cabalmente con toda legislación local aplicable en materia laboral, incluidas las leyes que rigen la edad mínima, las horas laborales, las horas extraordinarias, los salarios y las prestaciones, en todas las instalaciones de Kingston. El empleo es voluntario y todos los empleados pueden asociarse libremente.

Minerales de conflicto

Kingston comparte la preocupación de nuestros clientes de que las fuentes de minerales empleados en la fabricación de nuestros productos no sean considerados "minerales de conflicto". Los minerales de conflicto son aquellos que pertenecen al grupo 3TG (estaño, tantalio, tungsteno y oro) que se minan en países en los que se ha informado la existencia de condiciones de conflicto armado y abusos de los derechos humanos. Nuestro compromiso de abordar este problema incluye un enfoque en dos etapas.

Nuestro compromiso de abordar este problema incluye un enfoque en dos etapas.

1) Kingston ha tomado medidas para garantizar que los materiales comprados que se emplean en nuestro proceso de fabricación y que contienen minerales están libres de minerales de conflicto. Kingston cuenta con garantías por escrito de todos sus proveedores de materiales de aleaciones metálicas utilizados en el proceso de fabricación de los productos de Kingston de que las fuentes de minerales y materias primas no son de otras naciones o regiones que violan los derechos humanos.

2) Kingston también está trabajando con nuestra cadena de suministro para garantizar que los componentes adquiridos utilizados en nuestros productos están libres de materiales que contienen minerales de conflicto. Pedimos a nuestros proveedores que apoyen nuestra preocupación y hacemos un esfuerzo continuo para recoger los datos de apoyo necesarios y pruebas aplicables como parte de nuestra debida cautela.

Responsabilidad medioambiental

Kingston está poniendo de su parte para ser un administrador responsable del medio ambiente. En junio de 2004 Kingston obtuvo la certificación ISO 14001, la cual sirve de orientación en cuanto a los asuntos medioambientales. Estamos trabajando de una manera más sensible al medio ambiente con el fin de reducir nuestra huella de carbono y comunicamos nuestros esfuerzos mediante nuestra participación en el Carbon Disclosure Project (Proyecto de divulgación sobre el carbono). Debido a que el uso de energía en nuestras instalaciones constituye la mayor parte de nuestra huella de carbono, estamos investigando maneras de reducir nuestro consumo de energía.

Estamos aumentando nuestros esfuerzos de reciclaje en todas las instalaciones, con el objetivo de reciclar la mayor parte de los residuos generados por nuestras actividades. Kingston es el primer fabricante de memoria en iniciar un programa de reciclaje de componentes electrónicos para nuestros clientes en EE. UU.

Kingston está tomando decisiones inteligentes y responsables con respecto al embalaje al emplear materiales más ecológicos y al buscar maneras de aumentar nuestro uso de materiales reciclados postconsumo.

Comunidades

Kingston entiende el papel que desempeña como Ciudadano Global y se esfuerza por promover el cambo positivo siempre que sea posible. Con la ayuda de nuestros empleados, Kingston participa en iniciativas para mejorar las comunidades en las que operamos, por ejemplo, contribuyendo a los bancos de alimentos locales, copatrocinando obras caritativas y donando equipos pedagógicos a las escuelas.

Una empresa externa ha sometido a Kingston Technology a una auditoría de emisiones de la cantidad de dióxido de carbono que generan las instalaciones del Condado de Orange. Los resultados de la auditoría indican que la mayor parte de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero son emisiones indirectas de la electricidad comprada (99,5165%) y el resto (0,4889%) son emisiones directas del uso de vehículos de empresa y de producción. Los cálculos se determinaron utilizando la metodología del IPCC y la metodología de la USEPA. Los datos reflejan el período del 1/1/09 al 31/12/09 para todas las instalaciones que aparecen aquí.

Hemos determinado que las consideraciones ambientales se convertirán en una parte integral de las consideraciones de conducta, práctica y ética profesional que los profesionales de Kingston Technology aportarán a esta organización.

Proyecto sobre la emisión de carbono

Kingston Technology se ha sometido a una auditoría externa por las cantidades de dióxido de carbono que generan sus instalaciones en EE. UU., Taiwán, China y el Reino Unido. Los resultados de la auditoría indican que la mayor parte de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero son emisiones indirectas derivadas de la electricidad comprada (99,56%), y el resto (0,44%) corresponde a emisiones directas derivadas del uso de vehículos de empresa y de la producción. Los cálculos se determinaron utilizando la metodología del IPCC y la metodología de la USEPA. Los datos reflejan el periodo del 1/1/17 al 31/12/17 de todas las instalaciones que aparecen aquí.

Cada año Kingston trabaja para mejorar los datos y el alcance de la información.

Instalaciones de Kingston en los EE.UU.
Tipo de emisión Fuente Emisiones de CO2 en toneladas Año 2017
Directa Vehículos de empresa 9.76
Indirectas Electricidad comprada 2,18 mil
Instalaciones de Kingston en Taiwán
Tipo de emisión Fuente Emisiones de CO2 en toneladas Año 2017
Directa Vehículos de empresa 0,01
Indirectas Electricidad comprada 7,55 mil
Instalaciones de Kingston en Shangai
Tipo de emisión Fuente Emisiones de CO2 en toneladas Año 2017
Directa Vehículos de empresa 78.51
Indirectas Electricidad comprada 10,01 mil
Instalaciones de Kingston en Reino Unido
Tipo de emisión Fuente Emisiones de CO2 en toneladas Año 2017
Directa Vehículos de empresa 0,00
Indirectas Electricidad comprada 0,18 mil
Uso del agua

El consumo total de agua de Kingston Technology en nuestras operaciones es de 106,85 megalitros, un ligero incremento con respecto a los resultados de 2016 (suma total de todas sus instalaciones a escala mundial durante el año 2017). Aproximadamente en el 10% de los procesos de producción de Kingston se utiliza agua. La mayor parte del agua usada está destinada al mantenimiento de las instalaciones, las funciones de portería y el uso de los empleados.

Residuos sólidos

El conjunto de las instalaciones de Kingston Technology durante 2017 generaron 3881,02 toneladas métricas de residuos sólidos. En todas las instalaciones de Kingston se recurre a organizaciones homologadas para reciclar los residuos generados en los procesos de fabricación, como los componentes pasivos, las memorias DRAM, las PCB, los plásticos y el cartón. Además, Kingston recicla residuos electrónicos y universales a fin de reducir la cantidad de residuos depositados en vertederos. Para 2016, Kingston (todas sus instalaciones en el mundo) se fijó como meta reducir el 10% de los residuos sólidos para el cuarto trimestre de 2018. No obstante, alcanzamos este objetivo en el cuarto trimestre de 2017.

Ley de California de Transparencia en las Cadenas de Suministro (SB 657, 2010) y Ley Británica Acerca de la Esclavitud Moderna (2015)

Kingston Technology Corporation y sus compañías afiliadas (representadas de forma colectiva como “Kingston”), comparten la inquietud de nuestros clientes en cuanto a que los productos de Kingston que ellos adquieren sean obtenidos y fabricados mediante una cadena de suministro que cumpla las leyes relativas a la mano de obra esclava y a la trata de seres humanos. Por lo tanto, Kingston toma medidas a fin de garantizar que la cadena de suministro de nuestros bienes tangibles que ofrecemos en venta cumpla dichas leyes pertinentes. En respuesta a la Ley de California de Transparencia en las Cadenas de Suministro (SB 657, 2010) y la Ley Británica Acerca de la Esclavitud Moderna (2015), Kingston ha tomado las siguientes medidas:

Kingston se compromete a verificar las cadenas de suministro de productos para evaluar y tratar los riesgos de trata y esclavitud de seres humanos. Se han enviado cuestionarios de autoevaluación a los proveedores directos y se están evaluando las respuestas. No se están llevando a cabo verificaciones realizadas por terceros.

Kingston lleva a cabo auditorías de sus proveedores para evaluar la conformidad de estos con respecto a los estándares de la compañía en cuanto a esclavitud y trata de seres humanos en las cadenas de suministro. Personal formado por Kingston organiza y lleva a cabo las auditorías. En este proceso no se utilizan auditores independientes o externos.

Kingston envía su Código de conducta para proveedores y acuses de recibo a los proveedores directos con el fin de certificar que los materiales incorporados en el producto cumplan con las leyes relativas a esclavitud y trata de seres humanos del país o países en los que estén realizando actividades comerciales.

Kingston mantiene estándares de responsabilidad interna y procedimientos para empelados y contratistas que no cumplan los estándares de la compañía con respecto a la esclavitud y trata de seres humanos.

Los empleados y directores de Kingston con responsabilidad directa en la gestión de cadenas de suministro reciben formación acerca de la SB 657 y de la Ley Británica Acerca de la Esclavitud Moderna de 2015.

Kingston es una empresa miembro de la Alianza Empresarial Responsable (RBA, por sus siglas en inglés) (anteriormente, Coalición Ciudadana de la Industria Electrónica [EICC, por sus siglas en inglés])). El Código de Conducta de Kingston está basado en el correspondiente documento de la RBA, que es un conjunto de normas relativas a los factores sociales y éticos que prohíben el uso de mano de obra forzada, de servidumbre y aprendiz circunscrito, así como el trabajo no voluntario de reos. En su carácter de empresa miembro de la RBA, Kingston ha asumido el compromiso de armonizar progresivamente sus operaciones con las cláusulas del Código de Conducta de la RBA, y de apoyar y fomentar que sus proveedores y subcontratistas hagan lo mismo. Asimismo, Kingston ha adoptado una política de mejora continua con el objeto de implementar el Código de Conducta de la RBA en sus propias operaciones y en su cadena de suministro.

Advertencia relacionada con la Proposición 65 de California

La Proposición 65 de California, conocida originalmente como la "Ley de 1986 sobre la Seguridad del Agua Potable y Vigilancia de la Toxicidad," es una iniciativa promulgada por los votantes para abordar ciertas inquietudes relacionadas con las sustancias químicas tóxicas. La Proposición 65 de California da a los consumidores de California el derecho de tener advertencias especiales para productos que contienen sustancias químicas que, según el estado de California, causan cáncer y defectos de nacimiento u otros daños reproductivos al superar determinados niveles de umbral. Una advertencia bajo la Proposición 65 no significa que un producto contraviene alguna norma o requisito de seguridad de productos en particular.

Por lo tanto, Kingston publicará la siguiente advertencia en los paquetes de algunos productos:

ADVERTENCIA: Este producto contiene una sustancia química que según el Estado de California puede producir cáncer, defectos de nacimiento u otros daños reproductivos.

La información que se proporciona en esta página se ha obtenido de la página web de la Oficina de Evaluación de Peligros para la Salud Ambiental (OEHHA) del estado de California y fue actualizada el 4 de noviembre de 2015. Para obtener la información más actualizada al respecto, consulte la página web de OEHHA. Vea http://www.oehha.ca.gov/prop65.html

RBA (anteriormente EICC)

Kingston Technology Company, Inc. anunció que se ha unido a la Alianza de Negocios Responsables (RBA) (anteriormente la Coalición de Buena Ciudadanía de la Industria de la Electrónica (EICC)), convirtiéndose en Miembro Solicitante el 15 de abril de 2016.

La RBA es la coalición más grande de empresas del sector industrial de la electrónica comprometidas con apoyar los derechos y el bienestar de los trabajadores y de las comunidades involucradas en la cadena global de suministro del sector. Kingston reconoce y respeta el enfoque colectivo de la RBA y los objetivos de sus miembros. En su carácter de Miembro Solicitante de la RBA, Kingston se compromete a apoyar la visión y la misión de la asociación:

Visión de la RBA

Un sector global de la electrónica que genere beneficios sustentables para los trabajadores, el medio ambiente y las empresas.

Misión de la RBA

Colaboración conjunta entre miembros, proveedores y todas las partes interesadas a efectos de mejorar las condiciones laborales y del medio ambiente, mediante estándares y prácticas líderes de la industria.

El Código de Conducta de la RBA es un conjunto de estándares relativos a los asuntos sociales, medioambientales y éticos de la cadena de suministro del sector industrial de la electrónica. En su carácter de Miembro Solicitante de la RBA, Kingston esta comprometida a adaptar progresivamente sus procedimientos operativos a las disposiciones del código y a apoyar y alentar a sus propios proveedores de primera línea a hacer lo mismo. Kingston está comprometido con el uso de las herramientas de la RBA, con base en un enfoque de mejoramiento continuo, en la implementación del código de conducta en sus propias operaciones y en su cadena de suministro.

Para obtener información adicional acerca de la RBA y la manera en que sus miembros colaboran para promover un sector sustentable de la electrónica, visite http://www.responsiblebusiness.org/

        Back To Top