Descripción de la solución de infraestructura de escritorio virtual

El mejoramiento de la experiencia de uso es un factor clave en el buen rendimiento de las infraestructuras de escritorios virtuales (VDI)

Una buena infraestructura VDI exige una cuidadosa atención a la experiencia de uso. Asegurarse de que las opciones elegidas de hardware puedan dar buen rendimiento bajo las cargas existentes es de suma importancia para una buena operación. Aunque la capacidad de las CPU y de la memoria desempeña una función crucial en el rendimiento de estas infraestructuras, la plataforma subyacente de almacenamiento puede ser el componente que presente más desafíos. Las unidades tradicionales de discos rotativos presentan limitaciones en su capacidad de brindar a las infraestructuras VDI los recursos necesarios para satisfacer sus intensas exigencias de entrada y salida (I/O). Las unidades de almacenamiento de estado sólido (SSD) de Kingston para centros de datos ofrecen una solución más sencilla y escalable para el almacenamiento en dichas infraestructuras.

Aseguramiento de alto rendimiento para los usuarios

La experiencia de uso es el factor más importante para una buena infraestructura VDI. Los usuarios esperan un rendimiento similar al de los actuales ordenadores de escritorio y portátiles de usuario único, que a menudo incluyen unidades SSD. Cuando se añaden centenares y hasta miles de usuarios a una misma infraestructura VDI, es necesario contar con recursos de almacenamiento rápido que puedan estar a la par, y que aseguren que la experiencia de uso sea excelente.

Las unidades SSD de Kingston para centros de datos aseguran que el rendimiento de las sesiones VDI sea tan bueno o mejor que el de los ordenadores tradicionales de escritorio. Las unidades SSD tienen por su propia naturaleza la capacidad de satisfacer las exigencias de las aplicaciones intensas de usuarios finales; mantienen una operación sin perturbaciones y transparente en comparación con las unidades tradicionales de discos rotativos.

Lapsos breves de inicio de las sesiones de los usuarios

El primer contacto que los usuarios tienen con el rendimiento de las infraestructuras VDI es el tiempo que toma iniciar una sesión y comenzar a trabajar. Los procesos de inicio de sesión pueden presentar altas exigencias de I/O, y los usuarios necesitan comenzar a producir tan pronto como sea posible. Las unidades SSD aseguran que los inicios de sesión sean rápidos y ágiles, gracias a su rendimiento significativamente más rápido en operaciones de I/O de escritura en comparación con las unidades tradicionales de discos rotativos; todo ello hace que los usuarios comiencen rápidamente a trabajar.

Manejo elegante de las tormentas de arranques

El proceso de arranque del sistema operativo Windows aplica una alta exigencia sobre los recursos de almacenamiento, aún en las versiones más recientes como Windows 10. Al utilizar infraestructuras VDI el sistema debe poder arrancar rápidamente centenares de sistemas en una diversidad de situaciones, a fin de asegurar que la infraestructura siempre esté lista para los usuarios.

Con el uso de unidades SSD los lapsos de arranque de sesión pueden mejorar hasta 5 veces{{Footnote.N52185}} y la capacidad de procesamiento entre 3 y 5 veces, además de una reducción importante en la latencia en comparación con las unidades tradicionales de discos rotativos. Lo anterior significa que cada una de las instancias VDI arranca con mayor rapidez y eficiencia; eso garantiza que los usuarios puedan iniciar rápidamente sus sesiones y su trabajo.

Se trata de velocidad, no de capacidad

Los usuarios de infraestructuras VDI no requieren de una gran plataforma de almacenamiento, ya que sus datos usualmente se almacenan en otro sistema. Aunque las soluciones de unidades SSD cuestan más por MB en comparación con las tradicionales de discos rotativos, el coste es significativamente menor si se mide en IOPS por Euro. Mientras que una unidad SSD de Kingston para centros de datos puede procesar más de 10.000 IOPS en condiciones de estado estable, las unidades tradicionales de discos rotativos solo alcanzan 200 IOPS. Para dar servicio a 100 usuarios son necesarias unas 50 unidades tradicionales de discos rotativos, mientras que al utilizar unidades SSD de Kingston para centros de datos solo se necesitan 2. Las unidades SSD suministran la más alta relación rendimiento/costo, en comparación con toda otra tecnología de almacenamiento de clase empresarial.

Garantía de adecuación ante el crecimiento de la infraestructura VDI

A medida que se agregan ordenadores de usuario a las infraestructuras VDI, los arreglos de unidades tradicionales de discos rotativos se topan con sus propias limitaciones mucho antes que los de modernas unidades SSD. A fin de mantenerse a la par del crecimiento de su infraestructura VDI, usted necesitará una plataforma de almacenamiento apta. Las unidades tradicionales de discos rotativos alcanzan sus limitaciones de rendimiento de manera súbita, lo que afecta negativamente a todos los usuarios en la infraestructura. La alta capacidad de operaciones IOPS de las unidades SSD permite sencillez en el crecimiento, a fin de garantizar que al agregar más usuarios la plataforma de almacenamiento pueda estar a la par.

  • Aumente la satisfacción de los usuarios y reduzca la resistencia a la adopción de infraestructuras VDI, con el uso de unidades SSD de alto rendimiento
  • Reduzca el coste por usuario de las infraestructuras VDI con el aprovechamiento del beneficio de la óptima relación IOPS/coste de las unidades SSD
  • Mejore el retorno sobre la inversión de los centros de datos, al reducir la cantidad de sistemas host en la infraestructura VDI
  • Gracias a las velocidades de almacenamiento hasta 5 veces mayores que las de las unidades tradicionales de discos rotativos, la recuperación en caso de fallas de host en la infraestructura VDI es más rápida
  • Logre que los usuarios alcancen con mayor rapidez el momento de empezar a producir, gracias a lapsos de inicio de sesión más breves
  • Deje crecer con confianza la infraestructura, al utilizar una plataforma de almacenamiento que pueda estar a la par del aumento en la carga de trabajo producida por los usuarios
  • Las aplicaciones cargan más rápido cuando están alojadas en unidades SSD; eso mejora la percepción de los usuarios finales en cuanto al rendimiento del sistema