Este sitio utiliza cookies para ofrecer prestaciones y funciones mejoradas. Al usar este sitio, usted indica su conformidad con este hecho. Valoramos su privacidad y la confidencialidad de sus datos. Revise nuestra Política de cookies y Política de privacidad. Ambas han sido actualizadas recientemente.
Configuraciones de arranque y recomendaciones
DESCRIPCIÓN GENERAL

El presente documento presenta información útil acerca de la instalación y configuración de la tarjeta interna (AIC) NVMe DCP1000 de Kingston, y sirve como guía de referencia para configurar unidades NVMe DCP1000 tanto en entornos Linux como Windows.

Aquí encontrará recomendaciones para configurar las DCP1000 como unidades de datos con y sin una unidad de arranque separada en entornos Linux y Windows.

DCP1000
CONFIGURACIÓN RECOMENDADA: DCP1000 como unidad de datos

Las configuraciones típicas incluyen una DCP1000 como unidad de datos, y una unidad de arranque independiente (normalmente, unidades SATA simples o dobles). Nuestra configuración recomendada utiliza un dispositivo de arranque separado, y emplea la DCP1000 como unidad principal de almacenamiento de datos. Esta configuración posibilita el máximo rendimiento y capacidad de la DCP1000, y una ROI óptima para actividades de almacenamiento de datos.

Configuración recomendada:

Configuración recomendada:

INSTALACIÓN DE DCP1000 CON UNA UNIDAD DE ARRANQUE SATA INDEPENDIENTE
  1. Con la tarjeta DCP1000 instalada en la placa base, encienda el sistema. Vaya a la pantalla de configuración del BIOS (normalmente, Supr o F2).

  2. La tarjeta DCP1000 presentará 4 unidades en el BIOS. En el BIOS aparecerán también los dispositivos SATA conectados como unidades disponibles. Podrá seleccionar cualquiera de las unidades SATA disponibles como unidad de arranque principal. Verifique que las cuatro unidades NVMe DCP1000 sigan estando visibles (véase el menú Arranque, u otro menú Avanzado).

  3. Se recomienda que las nuevas instalaciones sean UEFI (no Legacy, a menos que se requiera específicamente esta opción). Normalmente, encontrará la elección entre UEFI y Legacy en el menú CSM. Primero deberá activar CSM y, a continuación, elegir UEFI). UEFI es el modo operativo recomendado para las unidades DCP1000.

  4. Guarde la configuración de BIOS y reinicie si ha realizado algún cambio.

Instalación del sistema operativo:
  1. Una vez activada la configuración de UEFI y que las unidades SATA aparezcan en BIOS, proceda a realizar una instalación estándar del sistema operativo. Por ejemplo, es posible instalarla desde una unidad USB. La unidad SATA será elegida como destino a medida que avance en el proceso de instalación.

  2. Una vez concluida la instalación del sistema operativo, asegúrese de que en el BIOS la unidad SATA esté elegida como primera opción de arranque. De este modo, el sistema operativo debería arrancar desde el dispositivo SATA.

CONFIGURACIÓN OPCIONAL: SSD DCP1000 COMO UNIDAD DE ARRANQUE

Algunos clientes pueden preferir utilizar una SSD DCP1000 como unidad principal de arranque. Esta configuración es posible. A continuación exponemos el procedimiento para configurar una de las SSD NVMe DCP1000 como dispositivo de arranque:

CONFIGURACIÓN OPCIONAL:

Instalación de una de las SSD DCP1000 como unidad de arranque
  1. Con la tarjeta DCP1000 instalada en la placa base, encienda el sistema. Vaya a la pantalla de configuración del BIOS (normalmente, Supr o F2).

  2. En el menú BIOS, la tarjeta DCP1000 presentará 4 unidades. Cualquiera de ellas puede configurarse como unidad de arranque principal. Verifique que las 4 unidades sean visibles (véase el menú Boot, o cualquier otro menú Avanzado). Este mecanismo es idéntico al configurar una SATA como unidad de arranque. De este modo, en el menú BIOS aparecerán las unidades NVMe y SATA.

  3. Se recomienda que las nuevas instalaciones sean UEFI (no Legacy, a menos que se requiera específicamente esta opción). Normalmente, encontrará la elección entre UEFI y Legacy en el menú CSM. Primero deberá activar CSM y, a continuación, elegir UEFI). UEFI es el modo de funcionamiento recomendado.

  4. Guarde la configuración de BIOS y reinicie si ha realizado algún cambio.

Instalación del sistema operativo:
  1. Una vez activada la configuración de UEFI y que las unidades DCP aparezcan en BIOS, proceda a realizar una instalación estándar del sistema operativo. Por ejemplo, es posible instalarla desde una unidad USB. La unidad NVMe (0, 1, 2 ó 3 en DCP1000) será elegida como destino a medida que avance en el proceso de instalación. Seleccione la unidad NVMe de su preferencia como destino del arranque, y proceda a instalarla. El procedimiento es idéntico al de la instalación del sistema operativo de un dispositivo SATA.

  2. Una vez concluida la instalación del sistema operativo, asegúrese de que en el BIOS la unidad NVMe esté elegida como primera opción de arranque. Las 3 unidades restantes de la tarjeta DCP1000 estarán disponibles como unidades o volúmenes de datos en el sistema operativo.

        Back To Top