Este sitio utiliza cookies para ofrecer prestaciones y funciones mejoradas. Al usar este sitio, usted indica su conformidad con este hecho. Valoramos su privacidad y la confidencialidad de sus datos. Revise nuestra Política de cookies y Política de privacidad. Ambas han sido actualizadas recientemente.
Entornos de destino y ventajas
Descripción general:

Las SSD se han convertido en elementos habituales en numerosos entornos empresariales y de centros de datos. En numerosas situaciones de uso y aplicaciones, las SSD suponen significativas ventajas a nivel de TCO y ROI. Hoy en día, las SSD son habituales en numerosas implementaciones, como web front-end, secuenciación multimedia correo electrónico/colaboración, almacenamiento de datos, IA/minería de datos, virtualización/VDI, aceleración OLTP, capa de caché, HPC y otras. En el presente documento exponemos las ventajas de las SSD en situaciones de uso específicas.

Benefits

Entornos de HPC:
Rendimiento general:

El principal requisito en entornos de HPC (High Performance Computing, Informática de alto rendimiento) es el rendimiento bruto. Las cargas de trabajo de HPC requieren un uso intensivo de datos y de capacidad informática, y un almacenamiento más rápido posibilita un mejor rendimiento de las arquitecturas de HPC. Las soluciones de HPC se benefician de elevados índices de IOPS y de rendimiento con baja latencia. Se prevé que, en 2018, el 60% de las empresas necesitarán entornos de HPC para sus operaciones críticas. Las unidades DCP1000 ofrecen una de las soluciones de mayor rendimiento existentes para cargas de trabajo de HPC.

Alta fiabilidad:

Otro requisito de los entornos de HPC es la fiabilidad. Las unidades DCP1000 son idóneas para entornos RAID. Con 4 dispositivos físicos en una misma tarjeta, las DCP1000 admiten RAID de SW en una única SSD. Normalmente, para incorporar SSD en RAID, el cliente debe implementar 3-4 SSD. Con la tarjeta interna (AIC) DCP1000, es posible implementar RAID en una única tarjeta PCIe utilizando las 4 unidades individuales contenidas en la DCP1000. Esta configuración, más sencilla, supone ventajas en cuanto a costes y complejidad, sino que además liberará ranuras de PCIe empleadas por los HBA. Además, muchos sistemas no tienen suficientes ranuras de PCIe para implementar 3-4 SSD de AIC PCIe por sistema.

Entretenimiento y multimedia:
Rendimiento secuencial:

La secuenciación de grandes volúmenes de datos es el principal caso de uso. Un mayor rendimiento secuencial posibilita que una única tarjeta interna SSD admita un mayor número de secuencias. La DCP1000 se caracteriza por un rendimiento secuencial del doble y triple superior al de otras soluciones del mercado, por lo que puede admitir el doble o triple de secuencias por AIC DCP1000. Un mejor rendimiento secuencial puede ser un criterio de compra prioritario de clientes con cargas de trabajo multimedia.

Menor ocupación de espacio:

El uso de SSD de mayor rendimiento permite al cliente reducir el espacio ocupado para su implementación. Si una sola estación de trabajo con una AIC DCP1000 puede hacer el mismo trabajo que 2 e incluso 3 estaciones de trabajo estándar, el espacio físico necesario puede reducirse sustancialmente. A su vez, esto reducirá el TCO e incrementará la ROI en un factor superior al coste de la DCP1000.






Integradores de servidores y de almacenamiento:
Oferta diferenciada:

Ahora, los proveedores de sistemas podrán ofrecer a sus clientes soluciones diferenciadas de mayor rendimiento que no están al alcance de sus competidores. Los estructuradores de sistemas que utilicen las unidades DCP1000 podrán ofrecer la solución de mayor rendimiento del mercado.

Proveedores de servicios de Web 2.0 y de nube:
Consolidación de servidores:

Mayor rendimiento significa “hacer más con menos”: el mismo rendimiento con menos hardware. 1 servidor con una AIC DCP1000 ofrece un mayor rendimiento que 2 servidores sin SSD DCP1000, incluyendo numerosas AIC NVMe de la competencia. La consolidación de servidores se consigue mediante un mejor rendimiento, menores TCO y una ROI superior.

Costes/TCO:

Gracias a la tecnología implementada por Kingston, las SSD DCP1000 ofrecen al cliente un menor coste por GB. Además de la atractiva relación coste/GB, sus ventajas van más allá del coste puro y duro. Las SSD DCP1000 ofrecen mejores costes por IOPS y carga de trabajo, y menos IOPS por W. Esto repercute significativamente en el modelo general de TCO de los proveedores de servicios de Web 2.0 y de la nube.

        Back To Top