Este sitio utiliza cookies para proporcionar características y funciones mejoradas. Al utilizar el sitio, usted está aceptando esto. Nosotros valoramos su privacidad y la seguridad de sus datos. Por favor revise nuestra Política de cookies y Política de privacidad, ya que ambas se han actualizado recientemente.

Memorias específicas para cada sistema

Kingston System-Specific Memory: Nuestra legendaria confiabilidad

Por más de dos décadas, Kingston ha diseñado y fabricado memorias a la medida para sistemas y clases de sistemas específicos. Kingston está dedicada a suministrar soluciones de memoria que trabajen bien desde la primera vez y siempre, durante toda la vida del producto, y garantiza la compatibilidad de sus memorias específicas para cada sistema, que también están respaldadas por una garantía de por vida.

La capacidad central de Kingston reside en nuestros conocimientos y experiencia de ingeniería, que nos permite diseñar, fabricar y suministrar productos de primera calidad a nuestros clientes. Más empresas de las Fortune 500® han establecido los productos de memoria de Kingston como su estándar que los de ninguna otra marca. Además, 10 de las primeras 14 empresas fabricantes de productos de semiconductores y sistemas se apoyan en Kingston.

¿Por qué es importante utilizar memorias específicas para cada sistema?
  • Los niveles de rendimiento varían de un chip a otro

  • La compatibilidad de los chips puede variar

  • Las pruebas se realizan en los sistemas en los cuales se instalarán las memorias

  • Restricciones específicas de cada sistema en cuanto a la altura o el ancho de los módulos

  • Configuraciones de detección de la presencia

Marca y rendimiento de los chips

Cuando Kingston designa un nuevo módulo de memoria para un sistema recién lanzado al mercado, los ingenieros de Kingston prueban distintas marcas de chips en el diseño del nuevo módulo.

Compatibilidad de los chips

Además de que Kingston prueba el rendimiento de los chips para sistemas específicos, también prueba su compatibilidad. A medida que las velocidades de las memorias se hacen mayores adquiere mayor importancia la compatibilidad entre los chips, de modo que Kingston prueba varias marcas distintas de chips en cada sistema para el cual fabrica productos, y mantiene una lista de proveedores aprobados para la fabricación de sus módulos.

Además, las dimensiones físicas de los módulos afectan la compatibilidad de su diseño. En muchos sistemas, la cantidad de chips determina si el módulo se puede instalar físicamente, y su compatibilidad eléctrica. Al diseñar los módulos tomando en cuenta la compatibilidad entre los chips y también la cantidad de chips podemos garantizar una compatibilidad absoluta con el sistema o la clase de sistema en la cual se instalarán los módulos.

Pruebas en sistemas específicos

El proceso de ingeniería de Kingston incluye pruebas de cada nuevo diseño de módulos en los sistemas en los que finalmente serán utilizados. Los módulos se prueban en las tarjetas madre, las aplicaciones y los sistemas operativos que se utilizan más comúnmente en esos sistemas. Y éste es sólo un paso de los siete del proceso de pruebas de la pre-producción. Las pruebas en sistemas específicos nos permiten garantizar que la memoria sea compatible con todos los aspectos del sistema para el cual estamos diseñando, incluyendo el hardware, los sistemas operativos y las aplicaciones.

Restricciones específicas de los sistemas

Aunque la guía de usuario de una computadora podría indicar que requiere de módulos DIMM síncronos PC100 de 168 pines, puede que existan otras restricciones particulares. Por ejemplo, algunos sistemas tienen menos espacio que otros para los módulos de memoria. Podría ser necesario el uso de chips de bajo perfil. En los diseños genéricos, iguales para todo el mundo, se utilizaría la construcción normal. En las situaciones en las que el espacio es reducido, puede que no quepan dos módulos lado a lado, o peor, que al colocarlos lado a lado se produzcan temperaturas excesivas en el sistema, con la consiguiente falla. Las soluciones genéricas iguales para todos, simplemente no funcionan. Kingston no se apoya en especificaciones genéricas para el diseño de sus módulos; los módulos están diseñados para las necesidades específicas de los sistemas en los que instalarán los módulos.

Detección de la presencia

Para que una computadora pueda reconocer las características de los módulos de memoria, el módulo debe tener incorporado un chip que comunique dichas características al sistema. Si ese chip está mal configurado para el sistema en el que se está utilizando el módulo, el sistema no reconocerá la memoria o podría recibir información incorrecta acerca de la velocidad del módulo.

La marca de los módulos de memoria que adquiera para su sistema puede hacer una diferencia importante en el rendimiento que obtenga. Seleccione módulos de memoria que hayan sido diseñados y fabricados conforme a los requerimientos de su sistema. Para una confiabilidad absoluta, seleccione los módulos de diseño exclusivo de Kingston.

        Back To Top