Vista superior de las manos de una persona trabajando con el teclado de un ordenador, frente a un escritorio con monitor, portátil, ratón y teléfono móvil en las proximidades

Qué necesitan las empresas para la implementación del trabajo desde casa

En un momento en que el mundo se esfuerza para contener la propagación del coronavirus (COVID-19), las organizaciones están realizando enormes cambios para poder trabajar a distancia. Los responsables de TI y de centros de datos se enfrentan a numerosos retos técnicos desconocidos, desde la gestión y protección de activos hasta las aplicaciones en la nube y la automatización de los flujos de trabajo.

Bien, ¿y qué hicimos?

¿Cómo pueden garantizar el cumplimiento de la CCPA y el RGPD las organizaciones con empleados/contratistas que manejan datos sensibles fuera de los cortafuegos?

Hablamos con varios responsables de TI, expertos en seguridad y analistas técnicos durante una conversación en directo a través de Twitter para tratar algunos de los problemas a los que se enfrentan las organizaciones. Es evidente que no existe ninguna solución de talla única, aunque conocimos en boca de los expertos algunos consejos que contribuirán a optimizar la implementación del trabajo desde casa para gestionar mejor su organización.

¿Cómo pueden garantizar el cumplimiento de la CCPA y el RGPD las organizaciones con empleados/contratistas que manejan datos sensibles fuera de los cortafuegos?

Esperar lo inesperado

Gráfico de escudo de VPN

Los preparativos son fundamentales, y recomendamos que las organizaciones tengan configurado el acceso remoto o entornos virtuales desde el primer día. Ellie Hurst, Directora de Comunicaciones de Marketing y Medios de Advent IM, explica que el principal reto para las organizaciones ha sido el “rápido despliegue de equipos para quienes normalmente no trabajan de esta manera”. Al implementar la virtualización o el acceso remoto desde el princicio, las organizaciones no tendrán que adaptar soluciones ni utilizar una combinación de servicios públicos en la nube como medida provisional. Como ha demostrado la pandemia del coronavirus, la posibilidad de mantenerse conectado desde cualquier lugar es fundamental para que las organizaciones sigan funcionando.

Para establecer el acceso remoto desde el primer momento, la mayoría de los expertos en seguridad recomiendan asegurarse de que los empleados se conecten a través de redes privadas virtuales (VPN). Si tiene que gestionar un grupo numeroso de trabajadores desde casa que solían estar centralizados, valdría la pena perfilar sus datos con una herramienta de búsqueda de entidades (Office 365, almacenamiento en la nube, portátiles) para saber si la transición le ha supuesto un incremento de los riesgos. Utilizar una VPN perfectamente comprobada con restricciones de cortafuegos claramente definidas, garantizará el seguimiento de todos los dispositivos remotos y la mitigación de riesgos.

¡Manténgase alerta!

¿En qué medida el trabajo desde casa ha cambiado los métodos mediante los cuales TI mantiene seguros los datos de los empleados o de los portátiles personales?

¿En qué medida el trabajo desde casa ha cambiado los métodos mediante los cuales TI mantiene seguros los datos de los empleados o de los portátiles personales?

Los sistemas de seguridad tienen que ser actualizados y parcheados y los empleados deben mantenerse alerta ante potenciales fraudes de usurpación de identidad (phishing). En estos tiempos es fácil ver un gran aumento de los ataques de los piratas informáticos y de las ciberamenazas, ya que la gente es más propensa a creerse un mensaje de correo electrónico procedente de una fuente o sitio web oficial. Como explica el experto en tecnología Matt Tyrer, “la gente está dispuesta a aprovecharse de la situación, por lo cual es importante verificar la procedencia del mensaje electrónico, comprobar a fondo los enlaces antes de hacer clic en los mismos, y vigilar lo que descarga”. Es prioritario capacitar, o volver a capacitar, al personal sobre cómo detectar fraudes de usurpación de identidad y a cuestionarse todas las solicitudes de descarga.

Con la flexibilidad que ofrece el trabajo desde casa, hay que saber que no todos podrán estar disponibles al mismo tiempo. Esto también vale para los departamentos de TI, cuando el mantenimiento de las redes o dispositivos podrá requerir plazos de asistencia más prolongados. El tiempo es un recurso compartido, y los empleados que trabajan desde casa intentan conciliarlo con sus vidas personales. Esto implica que los empleados podrán bloquear determinadas franjas horarias para hacer su trabajo o para dedicarlas a asuntos personales. Sarah Janes denomina “líneas difusas” a estos cambios en los flujos de trabajo, y señala que tanto empleados como empleadores deben ser flexibles y adaptarse a las mismas.

Hombre trabajando con un portátil junto a su hijo

Muchas de estas recomendaciones están previstas para permitir a las organizaciones seguir adelante, aunque no espere que se conviertan en medidas recurrentes. La manera de trabajar ha cambiado, y las empresas deben adaptarse a estos nuevos retos en el futuro previsible.

Pregunte a un Experto

Kingston puede ofrecerle una opinión independiente sobre la configuración que está utilizando actualmente o si la que planifica utilizar es la adecuada para su organización.

SSD autocifradas

Le asesoramos sobre las ventajas que los SSD pueden brindar a su entorno de almacenamiento específico, y qué unidad SSD se adapta mejor a su personal móvil que le garantizará seguridad mientras trabaja en remoto.

Consulte a un experto en SSD

Unidades USB cifradas

Le asesoramos sobre las ventajas que el uso de unidades USB cifradas puede aportar a su empresa y qué unidad se adapta mejor a las necesidades de su negocio.

Consulte a un experto en USB

Conozca más información acerca de la línea de soluciones de almacenamiento cifrada de Kingston

Para consultar información acerca de cómo el virus COVID-19 ha afectado a nuestras operaciones comerciales, haga clic aquí.