La bandeja rota de un disco duro

Las 5 ventajas de los discos SSD

Instalación de un disco SSD de Kingston en un portátil

Es indudable que el uso de las unidades de estado sólido (SSD) se está popularizando en servidores y en ordenadores de sobremesa y portátiles. Podrá agilizar el funcionamiento de un PC de sobremesa o portátil antiguo sustituyendo su disco duro (HDD) por un disco SSD. Por su velocidad y fiabilidad, los SSD son una opción excelente para nuevos PC, servidores e integradores de sistemas.

Un SSD es un soporte de almacenamiento que, a diferencia de los discos duros, utiliza memoria no volátil (Flash) para mantener y acceder a los datos. En otras palabras: no tiene piezas mecánicas, lo cual marca una enorme diferencia.

Son solo algunas de las numerosas ventajas de los SSD sobre los discos duros giratorios. Entre otras cosas, los SSD pueden mejorar enormemente el rendimiento de su sistema con una sencilla actualización. A continuación exponemos cinco ventajas de actualizar su ordenador con un disco SSD.

1. Durabilidad y fiabilidad de un disco SSD

El calor es una de las principales causas de desperfectos de los discos duros, y el continuo movimiento de sus piezas móviles genera el suficiente como para provocar su rotura en el transcurso del tiempo. Dado que un disco SSD no contiene tales piezas móviles, puede mantener una temperatura más baja y ofrecer un rendimiento mucho mejor. Además, un disco SSD resiste mucho mejor las caídas, las sacudidas, los golpes y el desgaste cotidiano, por lo cual las probabilidades de perder datos son mucho menores.

2. Los discos SSD son más rápidos que los discos duros

Los discos SSD son hasta cien veces más rápidos que los discos duros. El tiempo de arranque del SSD es mucho menor, la transferencia de datos es más inmediata y la anchura de banda es mayor. Una mayor velocidad implica que el disco SSD puede procesar datos a las ultravelocidades de la actualidad, en especial al ejecutar programas que acceden a grandes volúmenes de datos, como los sistemas operativos. Además, los SSD son muy estables, con lo que los datos almacenados están bien protegidos.

  • SSD SATA: los discos duros pueden alcanzar velocidades de escritura de solamente 50-120 MB/s. En comparación, los SSD saturan los buses SATA a 550 MB/s. A pesar de la limitación de los buses, es habitual experimentar una mejora de entre 10 y 15 veces en rendimiento si se utilizan discos SSD basados en SATA en lugar de la tecnología de discos duros.
  • SSD NVMe: la tecnología NVMe utiliza el bus PCIe en lugar del bus SATA para liberar una enorme potencia de ancho de banda para los dispositivos de almacenamiento. PCIe 4.0 (la versión actual) ofrece hasta 32 carriles y, en teoría, puede transferir datos a una velocidad de hasta 64.000 MB/s, frente al límite de 600 MB/s de la especificación de SATA III.

3. Consumo energético eficiente

Dado que los discos SSD no tienen piezas móviles, necesitan menos electricidad en comparación con un disco duro giratorio magnético. La eficiencia energética es una de las ventajas más importantes del uso de los discos SSD, sobre todo en ordenadores y dispositivos móviles, en los que la duración de la batería es una característica muy valorada.

4. Menos peso, nada de ruido

Por su tamaño más pequeño, los discos SSD pesan menos que los discos duros, que son más grandes y emplean cabezales magnéticos y discos metálicos. El compacto diseño de los SSD los hace perfectos para portátiles, tabletas y otros dispositivos electrónicos pequeños. Por otra parte, por la ausencia de piezas móviles, los SSD son infinitamente más silenciosos que los discos duros, cuyos ruidos y vibraciones pueden ser muy molestos.

5. Tamaños/factores de forma más prácticos

Desde su aparición, los discos duros han estado muy limitados por sus mayores tamaños. Por su parte, los discos SSD se presentan en diversidad de tamaños. Desde formato 2,5" hasta los de tamaño de una barra de chicle.

Estos son los formatos más habituales de los SSD:

  • El factor de forma de 2,5" es el más habitual; ofrece la mejor relación calidad precio por GB; diseño cerrado
  • mSATA es un factor de forma muy pequeño; su tipo de conexión es diferente; placa de circuitos desnuda; excelente en espacios muy limitados
  • M.2 es una placa de circuitos desnuda; disponible en SATA y NVMe PCIe; factor de forma pequeño; del tamaño de una barra de chicle

La última palabra en precio

Los SSD pueden ser más caros que los discos duros. Dado que la tecnología de los SSD es más reciente que la de los discos duros, sus costes de desarrollo son superiores con respecto a ellos. Sin embargo, la brecha se está cerrando, y el precio por GB de los SSD ha caído considerablemente en los últimos años. La actualización a una unidad de estado sólido e incrementar la memoria son dos opciones económicas para incrementar el rendimiento de su PC o portátil. Incluso los sistemas relativamente nuevos pueden experimentar una significativa mejora de su rendimiento cuando sus discos duros son actualizados a un disco SSD. Los usuarios aprecian que las páginas se cargan antes y las aplicaciones se ejecutan con mayor rapidez. Dicho esto, las ventajas de actualizar a un disco SSD superan con creces el precio.

#KingstonIsWithYou

Related Videos

  • Cómo elegir un disco SSD: diferencias entre SATA, 2.5”, NVMe, M.2, PCIe, U.2
  • Cómo instalar un SSD NVMe en un portátil
  • Cómo formatear un disco duro o SSD para borrar todos sus datos para siempre
  • Tipos de discos SSD
  • Cómo sustituir el disco duro de un MacBook Pro por un SSD
  • ¡Cómo formatear un disco duro igual que en la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de EE. UU.)!

Productos relacionados

Para consultar información acerca de cómo el virus COVID-19 ha afectado a nuestras operaciones comerciales, haga clic aquí.