Vista desde arriba de una persona que trabaja en una computadora portátil sosteniendo una taza y acariciando a un perro

7 consejos sencillos para aumentar la productividad mientras trabaja desde casa

La experiencia de trabajar desde casa puede ser un cambio agradable de su viaje diario a la oficina, pero se puede enfrentar varios desafíos incluso en la comodidad de nuestros propios hogares. Usted puede convertirse en su peor enemigo por la falta de responsabilidad y la rutina diaria, junto con las distracciones de los miembros de su familia, compañeros de casa, niños, mascotas y cualquier otra persona que esté en casa con usted. Estableciendo algunas reglas básicas y estructurando su día, puede crear un entorno de trabajo productivo para limitar las distracciones y mantenerse motivado para enfocarse en su trabajo. Aquí hay 7 consejos para ayudarlo a aumentar la productividad mientras trabaja desde casa.

1. Cree un espacio de trabajo ideal

Computadora en un escritorio

Ahora que está trabajando desde casa, tener un espacio de trabajo exclusivo es casi un lujo en sí mismo. Algunos pueden tener una habitación dedicada a la oficina dentro de sus propios hogares, pero muchos, incluidos varios de nosotros en Kingston, debemos conformarnos con lo que tenemos, ya sea trabajando desde una mesa en la cocina, o usando cualquier superficie plana que podamos encontrar como un escritorio improvisado.

Sea cual sea la situación en la que se encuentre, intente encontrar un lugar en la casa y conviértalo en un espacio de trabajo exclusivo. Podría ser su habitación o su cocina. Quizás incluso su sala de estar. Siempre que elija un lugar que lo aleje de las distracciones y le permita concentrarse en su trabajo.

No juegue donde trabaja y no trabaje donde juega. Mantener un límite claramente definido entre el lugar donde se relaja y el lugar donde trabaja es clave para crear un entorno que lo haga sentir que es hora de trabajar y hacer las cosas.

El objetivo es separar su vida laboral y familiar, incluso si trabaja desde casa. Trazar esa línea entre el trabajo y la relajación al reservar un espacio para hacer el trabajo lo ayudará a mantenerse productivo mientras limita sus distracciones.

2. Estructure y priorice su día de trabajo

Al entrar a la oficina, hay un ritmo natural en su día que le ayuda a crear una rutina. Todos los pequeños preparativos que hace detrás de escena para comenzar su día, ayudan a desarrollar un horario personal. Su rutina matutina antes de su trayecto a la oficina le permite prepararse mentalmente para su jornada laboral.

Computadora portátil en un escritorio

Esa rutina ha cambiado desde que pasó a trabajar desde casa. Ya no tiene una estructura que requiere que hagas ciertas cosas en un tiempo determinado. Crear esos límites es fundamental para mantener su salud mental antes de agotarse o sobre cargarse.

Intente crear un horario que distinga claramente sus horas de trabajo de su vida en el hogar. Si trabaja mejor por las mañanas, intente optimizar su horario para que siempre esté maximizando sus horas productivas de trabajo por la mañana. Si trabaja mejor en las tardes, centre su horario en las tardes para que pueda rendir al máximo todos los días.

De igual manera, no olvide tomar sus descansos. Especialmente su hora de almuerzo. Es importante maximizar la productividad durante las horas de trabajo, pero también es igualmente importante tomar recesos para que su cuerpo y su mente descansen. Aunque trabajar desde casa puede dar la impresión de que las cosas serán menos estresantes, usted puede sobre cargarse fácilmente, por lo que tomarse los descansos completos es importante para un horario de trabajo saludable y productivo.

3. Salir de la "oficina" al final del día

Reloj

Es posible que tenga la impresión de que trabajar desde casa establece un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida. Dado que ya se encuentra en la comodidad de su propia casa, es fácil dejarse atrapar por su trabajo y nunca "acabar el día". Lleve un registro del tiempo y dese la oportunidad de terminar el día y dejar su trabajo atrás.

Saber que hay una línea de meta lo ayudará a maximizar sus horas de trabajo para ser productivo. Si se queda sentado allí trabajando sin cesar sin un final a la vista, lo más probable es que se sobrecargue de trabajo y se agote sin lograr nada. Los proyectos y tareas abrumadoras con fechas límite inminentes se avecinarán sobre usted si no establece límites.

Cuando está en la oficina, es fácil que le recuerden cuándo es el momento de irse a casa, cuando todos están empacando y preparándose para salir por el día. Cuando está en casa, no hay un recordatorio colectivo que le diga que es el final del día. No tiene que salir del trabajo a la misma hora todos los días, pero establecer esos límites para definir sus horas de trabajo y sus horas de descanso fuera de la oficina, lo ayudará a salir de su espacio de trabajo y relajarse mientras le da tiempo para prepararse para el día siguiente.

4. Utilice las herramientas adecuadas

La comunicación y la colaboración son más importantes ahora que nunca, ya que todos trabajan individualmente desde casa. Muchos de nosotros usamos video llamadas y llamadas de audio para mantenernos en contacto con nuestros compañeros de trabajo y realizar reuniones y consultas. Algunas herramientas esenciales como un teclado y un mouse adecuados, adaptadores USB, monitores, micrófono y audífonos, pueden ayudarlo a mantenerse eficiente y productivo sin preocuparse por molestias menores.

Vista superior de un escritorio con una computadora

Además de su computadora portátil, tener un monitor adicional enriquece su configuración. Puede tener diferentes programas y aplicaciones abiertos al mismo tiempo, junto con múltiples ventanas en su pantalla para hacer las cosas más manejables y convenientes.

El uso de un teclado de tamaño completo y un mouse agrega más comodidad cuando se trabaja durante largos períodos de tiempo frente a la computadora. Puede que no parezca mucho, pero usar un teclado de tamaño completo y un mouse en lugar del teclado y el panel táctil de su computadora portátil puede mejorar su productividad al hacer que su flujo de trabajo sea más rápido y más cómodo.

Además, el uso de audífonos para sus llamadas de audio y video puede marcar la diferencia. Hay audífonos inalámbricos que vienen con conectividad Bluetooth, por lo que no tiene que preocuparse por cables adicionales. Tampoco necesita un micrófono separado, ya que la mayoría de los audífonos incluyen un micrófono. Algunos están integrados mientras que otros pueden ser desmontables.

Algunos de nuestros productos favoritos para trabajar desde casa incluyen dispositivos USB encriptados y el Hub USB-C Nucleum. Un dispositivo USB encriptado agiliza y facilita la transferencia de datos entre dispositivos y también proporciona una seguridad de datos excepcional para proteger su información. Si definitivamente necesita ir al trabajo para recuperar archivos, considere un USB encriptado para mantener los datos seguros.

Nucleum es el Hub que los gobierna a todos. Permite el uso de un mouse, monitor, USBs e incluso transferencia de energía para cargar sus dispositivos conectados. Recuperando la funcionalidad de todos los accesorios que siempre ha querido usar con su computadora portátil, lo que lo convierte en el compañero perfecto para crear su espacio ideal de teletrabajo.

5. La comunicación es clave

Personas en una video llamada en una computadora portátil

La comunicación es fundamental a la hora de trabajar desde casa. Comunicarse con sus compañeros de trabajo en los proyectos y mantenerlos actualizados con las tareas y la disponibilidad es importante para mantener una experiencia de teletrabajo fluida y simple.

El objetivo de trabajar de forma remota es sentirse conectado a pesar de estar separado del resto de sus compañeros de trabajo. Hay muchas aplicaciones y herramientas que están diseñadas para ayudarlo a mantenerse en contacto con los miembros de su equipo, y encontrar las adecuadas que funcionen para usted y su equipo puede marcar la diferencia en mantenerse productivo en casa.

En Kingston, usamos Asana y Microsoft Teams para mantenernos en contacto y administrar nuestros proyectos y tareas. Cuando se trata de comunicar y facilitar detalles del trabajo, usamos Microsoft Teams para chatear y realizar videoconferencias. Para administrar tareas, utilizamos Asana, que nos permite cargar y compartir archivos, asignar proyectos y programar fechas límite.

También usamos Zoom para organizar eventos sociales divertidos como noche de juegos y happy hour. Es una excelente forma de mantenerse conectado y socializar con los miembros de nuestro equipo fuera del horario de trabajo, y así tener la oportunidad de participar en actividades divertidas y de integración.

Perro en una computadora

6. Limite las distracciones

Trabajar desde la casa es sin duda una experiencia más cómoda, pero eso no significa que sea el entorno de trabajo ideal. Las distracciones son uno de los mayores desafíos cuando se trabaja desde casa. Todo lo que está anhelando hacer después del trabajo ahora está al alcance de la mano. Ya es bastante difícil mantenerse concentrado en el trabajo, y es aún más difícil en la casa.

Está bien atender otras tareas durante su tiempo de descanso, como tirar una carga de ropa sucia o prepararse un refrigerio rápido, pero tenga cuidado con la cantidad de distracciones que se permite. Evite ocuparse en actividades que requieran demasiado tiempo y concentración.

Establecer cronómetros para cualquier receso que tome puede ayudarlo a no desviarse y recordarle cuándo es el momento de volver al trabajo. Dado que nuestros compañeros de trabajo no están en la oficina con nosotros para hacernos responsables, es importante esforzarse más en eliminar las distracciones.

7. Socializar y participar

Usuario de portátil en una video llamada sosteniendo una cerveza

Desde que trabajamos desde casa, hemos perdido muchas de las interacciones sociales con las que estamos familiarizados y que ayudan a romper la monotonía del trabajo y nos mantienen sociables. Ya no tenemos las pequeñas conversaciones y los sucesos únicos que hicieron que nuestro día se sintiera menos mundano y de alguna manera hicieron que el final de la jornada laboral llegara más rápido.

Para trabajar en la distancia, hable con sus compañeros de trabajo a través de aplicaciones de mensajería como Slack y Microsoft Teams o mediante programas de videoconferencia como Skype o Zoom. Las pequeñas interacciones y los encuentros sociales pueden ayudar a sentirse menos solo y aislado. Continúe en contacto con sus compañeros de trabajo y mantenga relaciones sociales saludables con su equipo.

Todo esto no tiene por qué aplicarse solo a sus compañeros de trabajo. Es posible que no pueda reunirse físicamente en persona, pero organizar un evento virtual para ponerse al día con sus amigos o familiares es una excelente manera de mantenerse social e interactuar con los demás. Aunque estemos en casa, es importante acercarnos, conectarnos y compartir nuestras vidas unos con otros.

Dispositivos de Memoria Flash USB encriptados