Uso de una unidad Flash USB cifrada con un iPhone o iPad

Uso de una unidad Flash USB cifrada con un iPhone o iPad

Existen numerosas funciones bien conocidas y ocultas en los iOS e iPadOS® de Apple®. Una de las funciones ocultas es la posibilidad de que los usuarios se conecten a una unidad USB externa y accedan a los documentos directamente desde la aplicación Archivos de los dispositivos iPhone® y iPad® con sistema operativo iOS 13 y superior. La posibilidad de hacerlo, en especial en relación con iPad Pro, es una enorme ventaja, ya que añade capacidad de almacenamiento prácticamente ilimitada para elementos como fotos, vídeos, correos electrónicos, documentos, hojas de cálculo, juegos y otras aplicaciones personalizadas.

iOS 13 puede leer cualquier dispositivo USB estándar que haya sido formateado con un sistema de archivos compatibles, disponga de suficiente alimentación que le permita funcionar, y no esté cifrado.

Como todos sabemos muy bien, las unidades Flash estándar convencionales son fáciles objetivos para la vulneración, robo y pérdida de datos confidenciales y personales. Ni siquiera la magia técnica de Apple es capaz de impedir que esto ocurra. No obstante, la tecnología de cifrado sí puede hacerlo. El cifrado es el método más fiable para proteger todos los datos sensibles guardados en una unidad USB.

Unidad USB DT2000 de Kingston conectada a un adaptador de cámara Lightning a USB 3 y a un iPhone

Utilizaremos una unidad USB cifrada por hardware DataTraveler® 2000 con un teclado físico para demostrar cómo emplear una unidad Flash cifrada con un dispositivo con sistema operativo iOS 13 y iPadOS 13. Incluso los datos más confidenciales estarán seguros y protegidos, aunque podrá acceder a ellos en cualquier momento.

Veremos dos tipos de dispositivos: iPhones e iPads con conector Lightning®, e iPad Pro, que utiliza USB-C®.

Para las unidades con conector Lightning se requiere: un adaptador de Lightning a USB compatible con USB 3.0, como el adaptador de cámara de Lightning a USB 3 de Apple, y un conector de puerto Lightning para obtener alimentación adicional.

Para un iPad Pro (USB-C) se necesita: un adaptador de USB-C a USB-A de alta calidad, como el Kingston Nucleum™ compacto con cable incorporado, o bien un adaptador Apple. (Nota: los futuros dispositivos iOS o iPadOS con puerto USB-C deberían funcionar del mismo modo.)

En un dispositivo Lightning, sencillamente enchufe el adaptador y, a continuación, enchufe la unidad DataTraveler 2000 y el cable eléctrico del adaptador a la pared. (Es importante tener en cuenta que la interfaz USB-A consume más electricidad que la suministrada por el conector Lightning; asegúrese de disponer de suficiente alimentación.) A continuación, introduzca el PIN para desbloquear los archivos de datos de la unidad... ¡y ya está! Los archivos protegidos serán ahora accesibles.

Captura de pantalla de iPad Pro mostrando una lista de ubicaciones conectadas, incluyendo una unidad USB de Kingston

En un iPad Pro en modo horizontal, el icono de la unidad aparecerá automáticamente en la barra lateral.

Captura de  pantalla de la aplicación Archivos de iPad Pro mostrando el directorio de unidades

En orientación vertical, o en un iPhone, encontrará la unidad simplemente pulsando el icono de examinar en la parte inferior de la pantalla, que abrirá una lista de todas las ubicaciones del dispositivo.

Captura de pantalla de iPad Pro mostrando las ubicaciones de la aplicación Archivos, incluyendo la unidad Flash USB de Kingston

Una vez la unidad esté disponible, podrá ver, copiar, pegar o mover la información cifrada y protegida.

Ahora compatible con unidades externas, iOS elevará su dispositivo a una nueva dimensión.

#KingstonIsWithYou

Productos relacionados