Kingston will be closed early on Wednesday Nov. 24th, and closed Nov. 25th/26th for the Thanksgiving Holiday.

All orders placed after 1:00PM PT on Wednesday, November 24, 2021 will not be processed until Monday, November 29, 2021.

We wish you and your family an enjoyable Holiday weekend.

Ben sosteniendo una cámara Canon EOS R5 con un accesorio en un área boscosa.
Capacidades de calidad empresarial en la palma de su mano
Primer plano de BenWaugh

Ben Waugh

Ben es fotógrafo y videógrafo de productos comerciales y estilos de vida, que se caracteriza por su pasión por contar historias y por los exteriores. Desde hace 10 años, se dedica a plasmar imágenes y a explorar, y su pasión le ha llevado hasta donde está hoy. Se especializa en crear contenidos para productos de consumo, así como para turismo, viajes y estilos de vida.

www.benwaugh.com

 @benwaugh

SSD Kingston DC500M de 960 GB con sistema de filmación Atomos Ninja V

Como fotógrafo/videógrafo profesional, suelo buscar maneras de trabajar mejores, más eficientes y más rápidas. Aparte del crecimiento y de la experiencia personal, los equipos juegan un papel increíblemente importante en este proceso, y pueden suponer la diferencia entre el éxito o el fracaso de una producción.

En el transcurso de los años, al igual que las personas, mis equipos han evolucionado y han cambiado. Hoy, con cada vez más marcas centradas en el vídeo de alta resolución, los equipos que eliges y sus capacidades nunca habían sido tan importantes. En consecuencia, actualmente utilizo una Canon EOS R5 como cámara principal. Permite filmar vídeo 4K de 10 bits y fotografiar imágenes de 45 MP. No obstante, esta configuración requiere un sustancial volumen de almacenamiento rápido de datos debido a lo enormes que son los archivos y a las rápidas velocidades de escritura requeridas para que la cámara haga su trabajo.

Durante la producción de vídeo grabo externamente a un SSD Kingston DC500M utilizando el sistema Atomos Ninja V, que realmente beneficia de varias maneras mi flujo de trabajo. Con Atomos no solo dispongo de una pantalla de alta resolución para monitorizar el vídeo, sino que además filmar externamente en un SSD implica que tengo tiempo de grabación ilimitado, lo cual me permite cambiar de unidad cada vez que es necesario para realizar copias de seguridad de la producción de manera más eficiente. Poder cambiar rápidamente unidades DC500M entre escenas y hacer copias de seguridad de los datos me permite ahorrar mucho tiempo una vez que he terminado de filmar. Antes utilizaba unidades de otras marcas, pero su inconveniente es que tardaba horas en hacer copias de seguridad.

Ben apuntando la cámara hacia arriba: una cámara Canon EOS R5 con sistema de grabación Atomos Ninja V

En los largos días de producción y filmación suelo grabar más de 2 TB de vídeo 4k de 10 bits. Los archivos de vídeo obtenidos con Canon EOS R5 son bastante voluminosos y requieren rápidas velocidades de escritura, en especial cuando grabamos externamente mediante Atomos Ninja V en formato ProRes. Ahora entiendo por qué esta unidad “centro de datos” está incluida en la lista de compatibilidad de Atomos. DC500M ha sido diseñado para cargas de trabajo de uso mixto. Ofrece un alto rendimiento homogéneo, por lo que satisface tanto mis necesidades de lectura como de escritura. El DC500M cuenta con velocidades de escritura más rápidas, de hasta 98.000 IOPS, lo cual me facilita enormemente la vida porque no tengo que preocuparme del almacenamiento en búfer ni enfrentarme al problema de que mis archivos se filman demasiado lentamente, como me ocurría antes con unidades de otras marcas. Esto, obviamente, causa enormes dificultades durante la producción que llegan a ser una pesadilla, por eso el poder evitar estas dificultades es fantástico.

Las unidades DC500M no solamente son rápidas, sino también muy fiables. Si sufren un golpe, si las extraes accidentalmente o si el sistema sufre un corte de suministro durante la filmación, con la PLP (protección contra pérdida de alimentación), los condensadores integrados de la unidad mantienen protegidos los datos y el metraje. Esto es fundamental, en especial en grandes producciones en las que repetir escenas puede ser muy caro. Ha habido ocasiones en que me ha salvado toda la filmación, y en estas ocasiones me tranquiliza saber que el DC500M me tiene cubierto.

Cámara Canon EOS R5 con sistema Atomos Ninja V

Al filmar utilizo el DC500M montado dentro del módulo de conexión rápida situado en la parte posterior del sistema Atomos, que aloja al SSD para una rápida conexión, sujeta firmemente la unidad y me permite cambiar rápidamente de unidades cuando están llenas o entre escenas, así que no me pierdo nada durante la producción.

El DC500M encaja perfectamente dentro de la carcasa y se ajusta mediante 4 tornillos, con lo cual se elimina cualquier movimiento. A la hora de hacer copias de seguridad o recuperar el metraje, es exactamente lo mismo que utilizar una unidad externa. Utilizo un cable SATA a USB-C para conectar el DC500M directamente a mi ordenador para acceder a los archivos, como si fuese cualquier otro SSD externo. Debido a las altas velocidades del DC500M, la copia de seguridad de los datos durante la producción o la recuperación de metraje en casa no tarda nada, lo cual es muy de agradecer tras una larga jornada de trabajo.

Y realmente aprecio la ventaja en cuanto a precio del DC500M sobre sus competidores. El DC500M es una solución de mejor relación calidad-precio que sus competidores, incluyendo el propio SSD de Atomos construido para Ninja V. E incluso con su menor precio, su calidad es muy superior. Las unidades DC500M siempre me han permitido obtener excelentes resultados en una gran variedad de situaciones y entornos.

Personalmente, considero que el DC500M marca una absoluta diferencia en mi manera de trabajar, ya que me permite ser más eficiente tanto en la filmación como en la administración de los datos.

#KingstonIsWithYou

Productos relacionados