Una computadora portátil con Windows 10

10 formas de acelerar una PC con Windows 10

Si encuentra que el rendimiento de su PC se ralentiza y no funciona como solía hacerlo, potenciar la configuración de Windows 10 puede ayudarlo a mejorar sus velocidades y la eficiencia del PC. Windows 10 es uno de los mejores sistemas operativos que se usa hoy en día, pero viene con múltiples funciones que utilizan muchos recursos del sistema que pueden ralentizar el rendimiento de su PC. Incluso Microsoft agregó funciones integradas en su última versión de Windows 10 para mejorar la eficiencia general. Aún así, su PC puede seguir sufriendo de un rendimiento lento.

Motivos como la falta de almacenamiento, mantenimiento y hardware menos potente pueden ser los culpables de las velocidades más lentas. Desde la limpieza de programas y aplicaciones no utilizados hasta actualizaciones de hardware, hay algunas cosas que puede hacer para acelerar Windows 10 y hacer que su PC vuelva a funcionar con un rendimiento óptimo.

1. Verifique si hay nuevas actualizaciones
Ventana de actualización de Windows 10

Una de las mejores maneras de aprovechar al máximo su PC es tener instalada la última actualización para Windows 10. Microsoft publica frecuentemente actualizaciones para corregir errores comunes y errores del sistema que reducen el rendimiento del sistema. Algunas actualizaciones pueden ser menores, mientras que otras pueden ser cambios importantes en el sistema que están destinados a buscar los controladores de dispositivo más recientes y que pueden ayudar a mejorar el rendimiento de su PC.

Para buscar actualizaciones, abra el menú de Windows, luego seleccione Configuración> Actualización y seguridad> Actualización de Windows> Buscar actualizaciones. Si hay actualizaciones disponibles, seleccione Instalar ahora. Reinicie su PC y verifique si funciona mejor.

2. Reinicie su PC

Esto puede parecer obvio, pero reiniciar rutinariamente su PC puede ayudar a acelerar su sistema. Muchas personas mantienen sus PCs encendidas durante semanas a la vez, poniendo sus computadoras en modo de suspensión en lugar de apagarlas. Esto acumula programas y cargas de trabajo en la memoria de su PC que ralentizan las tareas diarias, como iniciar programas y acceder a archivos.

Al apagar su PC todos los días, permite que su PC actualice la memoria y esté lista para un rendimiento óptimo al día siguiente. Si ha notado que su PC se ralentiza en tareas diarias simples como abrir programas o acceder a archivos o documentos, intente apagar o reiniciar su PC. Asegúrese de guardar su trabajo antes de apagar o reiniciar su computadora.

3. Deshabilite programas de inicio
Lista de programas de inicio

El rendimiento de la PC se puede ver afectado cuando hay muchos programas y aplicaciones abiertos al mismo tiempo. Muchos instaladores le indicarán a Windows que ejecute sus programas tan pronto como inicie su PC, lo que ralentiza el rendimiento de su sistema.

Para deshabilitar el inicio de programas al arrancar, abra el Administrador de tareas y luego haga clic en la pestaña Inicio. Si observa el ‘‘“impacto de inicio", le indica qué programas tienen un impacto de mayor a menor en el arranque. Los que tienen un alto impacto son los culpables de ralentizar el rendimiento de su sistema.

Para evitar que un programa se inicie al arrancar el PC, haga clic con el botón derecho en el programa que desea elegir y haga clic en ‘“Desactivar ".

4. Libere espacio en el disco.
Ventana de liberar espacio en el disco.

Una de las características integradas que tiene Windows 10 es el Liberador de espacio en disco. Le permite deshacerse de los archivos temporales no utilizados que se acumulan en su PC, incluidas las imágenes en miniatura, los archivos de programa descargados y los archivos temporales de Internet.

Abra su menú de Windows y busque el ‘‘“Liberador de espacio en disco“ en la barra de búsqueda. Le dará una lista de archivos de programa para eliminar. Seleccione los archivos que desea eliminar marcando la casilla junto a su nombre. Una vez que haya seleccionado a todos los que desea eliminar, haga clic en ‘‘“Limpiar archivos del sistema". El Liberador de espacio en disco calculará la cantidad de almacenamiento que será liberado.

Aproveche este tiempo para eliminar otros archivos o aplicaciones que estén ocupando memoria adicional o espacio en disco. Un buen lugar para buscar archivos antiguos y que no utiliza para eliminar es su carpeta de Descargas.

5. Elimine software antiguo

Su PC a menudo viene con software de terceros preinstalado que posiblemente no necesite. Son conocidos como bloatware y pueden ocupar espacio de almacenamiento debido a su gran tamaño y, a menudo, no se usan completamente.

Puede tener otros programas que estén instalados pero que nunca se usan, lo que hace que su PC se ralentice. Para verificar sus aplicaciones instaladas, vaya a:

  • Panel de control> Programas y características> Desinstalar un programa
  • Haga clic derecho en cualquier programa que ya no necesite y seleccione ‘‘“Desinstalar "
6. Deshabilite los efectos especiales
Pestaña de efectos visuales en las opciones de rendimiento en Windows 10

Windows 10 viene con un montón de efectos especiales que hacen que la experiencia del usuario se vea y se sienta mejor. Estos vienen de manera predeterminada con Windows y otras funciones programadas para aparecer y desaparecer de la pantalla. Otras funciones especiales que se acumulan para reducir la velocidad de su PC incluyen translucidez y animaciones.

Abra el menú de Windows y busque ‘‘“Sistema”, luego vaya a la pestaña ‘‘“Configuración avanzada del sistema”, luego vaya a la pestaña ‘‘“Opciones avanzadas” y seleccione ‘‘“Configuración”. Haga clic en la pestaña ‘‘“Efectos visuales "y haga clic en el botón de opción ‘‘“Personalizar". Verá una lista de efectos visuales que puede desactivar desmarcando las casillas. Haga clic en ‘‘“Aplicar” para confirmar sus cambios cuando haya terminado.

7. Deshabilite los efectos de transparencia

Además de gastar los recursos del sistema para mostrar funciones como la animación, Windows 10 también usa efectos de transparencia para ciertas características, como el menú de tareas. Este efecto aparentemente ligero y simple, es bastante complicado y ocupa más recursos del sistema de lo que usted cree.

Para deshabilitar los efectos de transparencia, abra el menú de Windows y escriba ‘‘“Configuración de color “ en la barra de búsqueda para abrir la configuración de Color para Windows 10. Desde allí, desplácese hacia abajo hasta encontrar el botón para los ‘“Efectos de Transparencia ". Haga clic en el botón para habilitar o deshabilitar los efectos de transparencia.

8. Ejecute el mantenimiento del sistema

Windows 10 tiene una función incorporada que realiza tareas de mantenimiento de sistema de rutina. Esto incluye tareas como la desfragmentación del disco duro, el análisis de actualizaciones y la búsqueda de malware y virus.

El mantenimiento del sistema generalmente se ejecuta en segundo plano mientras su PC está inactiva, pero puede optar por ejecutarlo manualmente si hay un problema con su sistema que desea verificar.

Para hacerlo, abra el Panel de control y seleccione ‘‘“Seguridad y mantenimiento". Haga clic en la flecha para expandir las opciones de mantenimiento y seleccione ‘‘“Iniciar mantenimiento". Podrá realizar una verificación manual del mantenimiento del sistema.

9. Mejore su RAM
Ventana de seguridad y mantenimiento de Windows 10

Una forma drástica de mejorar la velocidad y el rendimiento de su PC es mejorar su RAM, lo que aumenta la cantidad de memoria en su sistema. Windows 10 requiere un mínimo de 4 GB para funcionar sin problemas Si está utilizando su PC para cargas de trabajo intensivas del sistema, como juegos o producción de medios, se beneficiará de tener más memoria.

Mejorar su RAM puede mejorar enormemente la velocidad y el rendimiento de su PC. Para verificar qué tipo de RAM necesita específicamente su PC, abra el Administrador de tareas (Ctrl + Alt + Supr), luego haga clic en ‘‘“Rendimiento". Verá cuántas ranuras de memoria están disponibles en su PC, así como el tipo de RAM, como DDR4.

10. Upgrade your Storage

Actualizar su almacenamiento mejora enormemente la velocidad y el rendimiento de su PC. La mayoría de las PC vienen con unidades de disco giratorio (HDD), pero actualizar su hardware de almacenamiento a una Unidad de estado sólido (SSD) convierte su sistema en una máquina más potente.

Los SSD son generalmente más caros que los HDD, pero la mejora en los tiempos de arranque, los tiempos de carga del programa y la capacidad de respuesta general del hace que valgan la pena.

Los SSD vienen en diferentes tamaños o factores de forma y dependen de los requisitos del sistema de su PC. Vienen en factores de forma 2.5 y M.2 para computadoras de escritorio y portátiles. Asegúrese de comprar el SSD correcto que es compatible con su sistema. También podrá transferir todos sus archivos y documentos de su disco duro a su nuevo SSD, por lo que no tendrá que preocuparse por perder el contenido de su PC.

Para obtener información sobre cómo el COVID-19 ha afectado nuestras operaciones comerciales, haga clic aquí.