Los secretos de las pruebas de los módulos DRAM de Kingston

El camino hacia la máxima fiabilidad

En un mundo en constante evolución tecnológica en el ámbito de las memorias, probar exhaustivamente los productos es de máxima importancia. Kingston, sinónimo de calidad y la fiabilidad en el sector de las memorias, es un ejemplo perfecto de una empresa que ha dominado el arte de someter a pruebas las memorias dinámicas de acceso aleatorio (DRAM). En este artículo, profundizaremos en nuestro complejo proceso de pruebas para memorias DRAM y analizaremos cómo nos hemos diferenciado de nuestros competidores y hemos marcado los estándares de control de calidad para el sector.

El camino hacia las pruebas de DRAM:

Las fases de producción
Módulos de memoria de Kingston

En Kingston, el riguroso proceso de pruebas comienza mucho antes de que un producto llegue a las manos de nuestros clientes. Este proceso abarca distintas etapas, desde la caracterización de los componentes y la verificación del diseño de módulos hasta la validación de la plataforma de referencia. Esta extensa fase de preproducción garantiza que cada aspecto de los módulos de memoria se evalúe detenidamente antes de pasar a la fase de producción en serie.

Una vez en fase de producción, nuestro proceso de pruebas obliga a probar a fondo todos los módulos de memoria. Usamos una combinación de placas base de serie y sistemas de pruebas propios, con una gama de pruebas que actúa como reflejo de las aplicaciones del mundo real. Esto nos diferencia de las típicas empresas de semiconductores DRAM que a menudo limitan sus pruebas a verificaciones específicas.

Fases de pruebas vitales

Para los módulos para servidores compatibles con ECC, Kingston emplea un proceso de pruebas dinámicas burn-in (Dynamic Burn-in) patentado. En este proceso, el módulo DRAM se lleva a sus límites, forzándolo a conciencia al equivalente a tres meses de uso intensivo en un período de 24 horas, con el objetivo de que nosotros seamos testigos de los posibles fallos que puedan darse durante los primeros usos, y no nuestros clientes.

Esta dedicación a erradicar los fallos tempranos muestra nuestro firme compromiso con la calidad y la fiabilidad. A medida que la tecnología avanza, nuestros métodos de prueba también evolucionan, con un enfoque que da prioridad al refinamiento y la innovación constantes.

Control de calidad

El equipo de control de calidad de Kingston gestiona un exhaustivo proceso de comprobaciones y equilibrio para garantizar que la integridad de nuestros módulos de memoria y el proceso de fabricación cumplan con nuestros estándares. Entre los procesos de fabricación, pruebas, embalaje, almacenamiento y envío de Kingston se incluyen más de 35 puntos de control de calidad. En cada punto de control, se miden las verificaciones independientes de la calidad de los productos y se toman notas de estas. Kingston emplea una combinación de sistemas de escaneos ópticos automatizados y técnicos de control de calidad dedicados para obtener pruebas de la adherencia a nuestros requisitos en materia de calidad y verificarla. Para las pruebas, esto significa que, después de completar todas las pruebas de producción, se obtiene una muestra estadística del lote de producción y se vuelve a someter a pruebas. Nuestros ingenieros de calidad, que someten nuestros procedimientos y sistemas a auditorías de forma regular para garantizar que se cumplan nuestras prácticas recomendadas, supervisan también el cumplimiento de los estrictos requisitos de calidad.

Innovación continua

Nuestro equipo de pruebas trabaja codo a codo con fabricantes de chips, como Intel o AMD, así como con otras marcas líderes en placas base, para evaluar el hardware y el firmware de nueva generación, con lo que se aseguran de que nuestros sistemas de pruebas de producción siempre se anticipen a lo que está por llegar. Incluso desarrollamos sistemas de automatización, propios y a nivel interno, para estar a la vanguardia de la fabricación a grandes volúmenes.

Características únicas de las DRAM

Aunque dos chips DRAM de los proveedores rivales tengan especificaciones idénticas, cada chip DRAM posee sus propias características de marca que lo hacen único. Aprovechamos las sólidas relaciones que mantenemos con los principales proveedores de DRAM del mundo, como Micron, SK Hynix o Samsung, para garantizar que los componentes de DRAM que utilizamos cumplen nuestros estrictos requisitos en términos de fiabilidad y rendimiento. Tener un proceso de evaluación de componentes riguroso garantiza la uniformidad entre nuestros proveedores, con lo que le ofrecemos a nuestros clientes un producto de más calidad con una base de proveedores más variada. A su vez, esto ayuda a que nuestros proveedores mejoren sus productos gracias a nuestros detallados informes sobre las métricas de calidad que empleamos.

Tipos de pruebas:

Los secretos mejor guardados y prácticas recomendadas

Nuestra combinación de software y hardware de pruebas de memoria, de serie y patentado, diferencia a Kingston tanto de fabricantes de semiconductores DRAM como de los fabricantes de módulos rivales. Esta experiencia en pruebas y en atención a la calidad ha permitido que Kingston lleve siendo un fabricante contratado a nivel mundial para las principales EOM y para los centros de datos de mayor tamaño casi tres décadas. Durante este tiempo, la empresa ha acumulado una gran cantidad de experiencia y conocimientos y ha combinado sus prácticas recomendadas con las de nuestros clientes contratados. De esta forma, hemos reunido un abanico de conocimientos sin par, que no tiene rival en el sector.

La evolución de las pruebas dinámicas burn-in

El proceso de pruebas dinámicas burn-in para servidores o Dynamic Server Burn-In, patentado por Kingston y que lleva activo 2004, ha evolucionado en estas décadas a la par que la tecnología de las memorias DRAM. El proceso, que se desarrolló en un principio para combatir los fallos tempranos de los semiconductores que podían manifestarse en los primeros 90 días de uso, usaba hornos de alta temperatura personalizados para forzar la manifestación de posibles defectos durante el proceso de pruebas. Desde entonces, este proceso se ha rediseñado para forzar los productos durante la fase de pruebas, donde se controlan de forma precisa y dinámica aspectos como la temperatura, el voltaje y las cargas de trabajo del software para desenmascarar los posibles fallos tempranos. Esta evolución y el compromiso con la mejora continua han sido vitales para la adaptación a unos semiconductores que cada vez son más pequeños.

El papel de las pruebas completas:

Un ingeniero de Kingston comprueba la calidad de los módulos DRAM en el laboratorio

Nuestras pruebas exhaustivas nos diferencian de nuestros competidores, los proveedores de DRAM y fabricantes de módulos. Aunque los estándares de la industria a menudo se basan en sistemas de equipos de pruebas automáticos (ATE) multimillonarios para las pruebas de especificación de módulos y componentes, en Kingston vamos más allá y usamos hardware de serie con pruebas de aplicaciones del mundo real, emulando así lo que usan los clientes para garantizar una mayor calidad y mayor fiabilidad. La dedicación de Kingston en términos de calidad, respaldada por nuestra garantía de por vida para ofrecerle soluciones de memoria asequibles y con una compatibilidad garantizada a los principales sistemas de OEM, supone una ventaja que nos hace destacar entre una multitud de competidores.

Evolución y futuras tendencias en materia de pruebas:

Innovación constante

Las metodologías de pruebas de Kingston cambian continuamente para cumplir las demandas de un mercado en evolución constante. Nuestra participación en la estandarización del sector a través de organizaciones como JEDEC refleja nuestra dedicación por dar forma al futuro de la tecnología de las memorias.

Control de calidad y ejemplos de la vida real:

Propuesta de valor para el cliente

Las exhaustivas pruebas de Kingston tienen un impacto directo en la propuesta de valor para nuestros clientes. En concreto, los centros de datos se benefician de la fiabilidad demostrada y de las bajas tasas de fallos en el campo. Los usuarios finales aprecian la compatibilidad, la garantía de por vida y la excelente asistencia técnica de Kingston.

La dedicación continua de Kingston por el control de calidad evidencia su compromiso con ofrecer las mejores soluciones de memoria posibles. Los clientes, tanto si priorizan la compatibilidad como la fiabilidad o la asequibilidad, pueden confiar en que Kingston les ofrecerá productos de memorias de la máxima calidad.

En un mundo en el que el rendimiento de los ordenadores y los servidores depende de la fiabilidad de las DRAM, Kingston se erigen como un exponente de la excelencia. Nuestro firme compromiso con las pruebas y la garantía de calidad ha marcado estándares en el sector y sigue ofreciendo a los clientes productos de memorias en los que pueden confiar, pase lo que pase. El camino que Kingston ha recorrido en el complejo mundo de las pruebas de las DRAM evidencia nuestra dedicación a la perfección.

#KingstonIsWithYou

Kingston Server Memory - Built for Servers. Powered by Service

Diseñadas para servidores. Impulsados por el servicio.

El rendimiento y la fiabilidad son vitales para las organizaciones. Por la demostrada experiencia de Kingston, combinada con sus reconocidas buenas prácticas y fiable liderazgo del sector, nuestros productos se han convertido en la opción inteligente.

Pregunte a un experto

Buscador de productos de Kingston

Si decide empezar a operar con los productos Kingston, elegir una memoria le resultará fácil.
Con más de 35 años de experiencia, Kingston dispone de los conocimientos y recursos que usted necesita para poder escoger su memoria con confianza.

Buscar por sistema/dispositivo

Para encontrar los productos Kingston que necesita, simplemente introduzca la marca y el número de modelo o número de referencia del sistema de ordenador o dispositivo digital correspondiente.

Buscar por número de referencia

Realice su búsqueda en función del número de referencia de Kingston, del número de referencia del distribuidor o del número de referencia equivalente del fabricante.

Artículos relacionados