Pruebas: la clave para garantizar la calidad de las memorias

Kingston ha desarrollado una de las instalaciones de pruebas más avanzadas de la industria. Kingston emplea un sistema de pruebas de varios niveles para garantizar el control de calidad durante todo el proceso de diseño y fabricación.

El proceso de pruebas de Kingston combina:

  • Pruebas de especificación
  • Proceso de certificación de componente
  • Pruebas de estrés ambiental, compatibilidad y fiabilidad
  • Pruebas de producción integrales
  • Garantía de calidad y control de fiabilidad

Este paquete completo contribuye a la fiabilidad y compatibilidad del producto consistentes de la que los clientes de Kingston han llegado a depender durante más de dos décadas.

  • Primeros pasos
  • Pruebas de validación de ingeniería y diseño
  • Certificación de componentes AVL
  • Certificación DRAM
  • Pruebas de producción
  • Pruebas integrales
  • Garantía de calidad y control de fiabilidad
  • Conclusión

Primeros pasos

Los ingenieros y profesionales técnicos de Kingston primero investigan el mercado informático para identificar los sistemas que deben ser compatibles con las actualizaciones de memoria.

Kingston utiliza procesos de diseño de última generación y está a la cabeza de la industria en módulos de memoria patentados de diseño personalizado. Como miembro de la JEDEC, Kingston ayuda a establecer los estándares de la industria.

Además de diseñar para las actuales tecnologías de memorias, Kingston está consagrado a las tecnologías de próxima generación.

Para cada nuevo diseño, el proceso de pruebas de Kingston comienza una vez que los ingenieros tienen una placa prototipo. El proceso de pruebas de Kingston sigue de cerca su proceso de ingeniería y calidad, DCAT (diseño, componentes, montaje, pruebas). Los módulos se prueban en cada fase del desarrollo.

Pruebas de validación de ingeniería y diseño

Kingston somete a cada nuevo prototipo de módulo a un riguroso proceso de pruebas para garantizar la fiabilidad, integridad y compatibilidad de su diseño. Cada módulo se fabrica para que sea totalmente compatible con el sistema o clase de sistemas para el cual fue diseñado. Cada nuevo diseño se somete a una serie de análisis y pruebas. Este proceso incluye:

  • Pruebas de especificación
  • Prueba de compatibilidad
  • Prueba de mesa de trabajo de software
  • Prueba de calidad de señal e integridad
  • Pruebas de fiabilidad
  • Prueba de banda de protección
  • Pruebas de especificación ATE

Pruebas de especificación

Para certificar un nuevo diseño de módulo, el ingeniero prueba el prototipo del módulo en comparación con las especificaciones para asegurarse de que cumple con las establecidas en el diseño. Una vez verificado el prototipo, se fabrican varios módulos nuevos.

Prueba de compatibilidad

A continuación, los módulos son probados sobre la placa base del sistema usando el software de aplicación y los sistemas operativos más utilizados en el mercado.

Prueba de mesa de trabajo de software

Los ingenieros de Kingston prueban los módulos en placas de sistema con aplicaciones del mundo real. Durante esta prueba, los ingenieros también realizan pruebas de referencia independientes de los módulos.

Prueba de calidad de señal e integridad

Esta prueba examina la calidad de la señal y la integridad del módulo. Al examinar las formas y las mediciones de onda, los ingenieros de pruebas de Kingston pueden determinar si las señales eléctricas llegan correctamente a su destino final.

Pruebas de fiabilidad

Cada familia de productos pasa por una prueba de fiabilidad de dos pasos. La primera somete al módulo a un total de 1000 ciclos de calibrado en caliente y frío. A continuación, el módulo se somete a una prueba de estrés de temperatura y humedad de hasta 1000 horas.

Prueba de banda de protección

También se conoce como la prueba de las cuatro esquinas. Esta prueba somete a los módulos a una serie de ciclos de voltajes altos y bajos, y de temperatura.

Prueba de especificación ATE (equipo de pruebas automático)

La prueba de especificación TE se lleva a cabo en los evaluadores de Kingston de gama alta que ofrecen software de prueba propio. Los evaluadores de Kingston pueden realizar numerosas pruebas de diagnóstico en el módulo a velocidad.

Para que un módulo se considere apto para la producción, debe pasar todas las pruebas de ingeniería.

Certificación DRAM

Debido a que uno de los componentes más importantes de un módulo de memoria es la DRAM, Kingston dispone de un sistema estricto de selección a la hora de aprobar a los proveedores de DRAM. Las ligeras diferencias físicas entre los fabricantes de componentes hacen que este sea un paso necesario. Kingston emplea los servicios proporcionados por AVL para la certificación de DRAM. AVL (Advanced Validation Labs) es una empresa de servicios tecnológicos, especializada en la realización de pruebas y validaciones de pre-producción y post-producción de memorias para fabricantes de equipos originales del sector.

www.validationlabs.com

Pruebas de producción

Kingston siempre ha tenido una práctica constante de rigurosas pruebas de producción de todos los productos terminados. Ello implica probar cada una de las celdas de los chips de todos los módulos (en un módulo de 16GB, esto supone 137 millones de celdas).

Kingston utiliza diferentes tipos de evaluadores en nuestro proceso de pruebas de producción. Los evaluadores de Kingston suelen utilizar software o hardware diseñado por Kingston. Nuestro software de pruebas de producción propia analiza la velocidad y la adecuada localización de los datos, y ejecuta una variedad de patrones para comprobar si hay deficiencias en el propio chip de memoria. Además, podemos realizar patrones personalizados que analizan los módulos en busca de problemas específicos de determinados chips, placas de sistema o entornos operativos.

Uno de los factores clave que diferencia el proceso de pruebas de Kingston es nuestra experiencia en el diseño y uso efectivo de equipo y software de pruebas. Kingston diseña software y hardware de pruebas para su uso específico en tecnología de nivel de módulo de prueba, que se traduce en productos probados más a fondo.

Además, contratamos profesionales e implementamos los recursos necesarios para aplicar de manera precisa y eficaz los procedimientos de pruebas. Kingston invierte continuamente en los equipos de pruebas más recientes y en la mejora de nuestro hardware y software de pruebas diseño a medida.

Garantía de calidad y control de fiabilidad

Incluso después de que los módulos hayan alcanzado la producción en masa, Kingston continúa dando seguimiento a la calidad de nuestros módulos realizando pruebas de muestra a módulos seleccionados para comprobar su fiabilidad.

Además, Kingston utiliza un procedimiento de retroalimentación para asegurarse de que cualquier problema técnico queda abordado, se le ha realizado un seguimiento, y es finalmente resuelto. Esto incluye llevar a cabo análisis de causa de raíz y mantenimiento de registros detallados sobre los problemas que puedan aparecer en el campo o durante las prueba internas.

Conclusión

Estas medidas extremas contribuyen a que la memoria funcione a la llegada, y se traduce en un producto fiable y seguro a largo plazo. El proceso de pruebas de Kingston ha subido el listón de la industria continuamente. Mediante el uso de un sistema de pruebas de varios niveles, los productos de Kingston se prueban concienzudamente a cada paso del proceso de producción de un módulo. Ya sea en un módulo nuevo o uno que lleva años en producción, Kingston lleva a cabo las pruebas con el mismo compromiso de calidad, compatibilidad y fiabilidad.

Las memorias de Kingston han sido reconocidas mundialmente por su calidad demostrada en:

  • Tecnología punta patentada
  • Medidas de control de calidad avanzadas
  • Dedicación a ser los mejores de su clase

La calidad de Kingston no se limita a los procesos de pruebas. Queda patente en nuestra dedicación al servicio y la asistencia. Kingston respalda cada módulo de memoria con una garantía de por vida, asistencia técnica gratuita y un sencillo servicio de devolución. Todos los procesos de Kingston han sido respaldados por la certificación ISO 9001 desde 1994.

Kingston continuará nuestro compromiso inquebrantable con la garantía de calidad, fiabilidad de producto y servicio al cliente.