Un portátil ejecutando Windows 10

10 maneras de agilizar un PC con sistema operativo Windows 10

Si cree que el rendimiento de su PC merma y no funciona como solía, afinar la configuración de Windows 10 puede ayudar a incrementar la velocidad y mejorar la eficiencia del PC. Windows 10 es uno de los sistemas operativos más eficientes de la actualidad, aunque incorporan diversas funciones que consumen muchos recursos del sistema, lo cual puede ralentizar el funcionamiento de su PC. Microsoft incluso ha incorporado funciones a su versión más reciente de Windows 10 para mejorar su eficacia. A pesar de ello, el PC puede seguir afectado por un rendimiento lento.

Entre los sospechosos de ralentizar el funcionamiento del sistema podemos mencionar la falta de espacio de almacenamiento, un mantenimiento defectuoso y hardware menos potente. Desde la limpieza de programas y aplicaciones no utilizados hasta actualizaciones del hardware, existen varias medidas que puede adoptar para agilizar Windows 10 y conseguir que su PC vuelva a funcionar a un nivel óptimo.

1. Busque las actualizaciones más recientes
Windows 10 Update window

Una de las mejores maneras de sacar el máximo partido de su PC es tener instalada la actualización más reciente de Windows 10. Microsoft publica frecuentemente actualizaciones para resolver defectos y errores del sistema que merman su rendimiento. Algunas actualizaciones pueden ser menores, aunque otras suponen cambios importantes del sistema que implican la necesidad de buscar los últimos controladores de dispositivo que pueden contribuir a mejorar el rendimiento del equipo.

Para consultar si hay actualizaciones, abra el menú Windows y, a continuación, seleccione sucesivamente Configuración > Actualización y seguridad > Windows Update > Buscar actualizaciones. Si hay actualizaciones disponibles, seleccione Instalar ahora. Reinicie el PC y compruebe si funciona mejor.

2. Reinicie el PC

Aunque pudiese parecer una obviedad, reiniciar periódicamente su PC puede contribuir a agilizar el sistema. Mucha gente mantiene sus equipos funcionando durante semanas sin interrupción, poniéndolo en modo de suspensión en lugar de apagarlo. Esto acumula programas y cargas de trabajo en la memoria del PC, susceptibles de ralentizar las tareas cotidianas, como iniciar programas y acceder a archivos.

Si apaga el PC cada día, el equipo podrá actualizar su memoria y estar listo para funcionar de manera óptima al día siguiente. Si ha observado que el PC se ralentiza en tareas cotidianas sencillas, como abrir programas o acceder a archivos o a documentos, pruebe a apagarlo o a reiniciarlo. Asegúrese de guardar sus trabajos antes de apagar o reiniciar.

3. Desactive la apertura de programas al iniciar
List of startup programs

El rendimiento del PC puede verse afectado si se abren numerosos programas y aplicaciones simultáneamente. Muchos instaladores incorporarán instrucciones para que Windows ejecute programas al iniciar el PC, lo cual ralentiza el funcionamiento del sistema.

Para desactivar la apertura de programas al inicio, abra el Administrador de tareas y, a continuación, haga clic en la pestaña Inicio. Observe la columna ‘Impacto de inicio’: indica qué programas tienen un alto o bajo impacto de inicio. Los que tienen un alto impacto son los responsables de ralentizar el rendimiento del sistema.

Para que un programa deje de abrirse al inicio, haga clic en el mismo con el botón secundario del ratón y, a continuación, haga clic en ‘Deshabilitar’.

4. Liberador de espacio en disco
Ventana de Liberador de espacio en disco

Una de las funciones integradas en Windows 10 es el Liberador de espacio en disco. Permite deshacerse de archivos temporales no utilizados que se acumulan en el PC, incluyendo miniaturas de imágenes, archivos de programas descargados y archivos temporales de Internet.

Abra el menú de Windows y busque ‘Liberador de espacio en disco’ en la barra de búsqueda. De ese modo aparecerá una lista de archivos de programa que podrá eliminar. Seleccione los archivos que desee borrar activando la casilla de verificación situada junto a su nombre. Una vez seleccionados todos los que desee quitar, haga clic en ‘Limpiar archivos de sistema’. El Liberador de espacio en disco calculará el volumen de almacenamiento que podrá liberar.

Aproveche la ocasión para eliminar otros archivos o aplicaciones que ocupen memoria o espacio de disco adicional. Es un lugar ideal para buscar archivos antiguos y no utilizado para borrarlos de la carpeta Descargas.

5. Eliminar software antiguo

Normalmente, el PC incluye software de terceros preinstalado que no necesariamente va a utilizar. Se denomina bloatware, que puede ocupar un ingente espacio de almacenamiento y no suele utilizarse.

Puede haber otros programas instalados que nunca se utilizan, pero que provocan la ralentización del ordenador. Para comprobar las aplicaciones instaladas, vaya a:

  • Panel de control > Programas y características > Desinstalar un programa
  • Con el botón secundario del ratón, haga clic en los programas que ya no necesite y, a continuación, haga clic en ‘Desinstalar’
6. Desactive los efectos especiales
Pestaña Efectos visuales en Opciones de rendimiento de Windows 10

Windows 10 incorpora multitud de efectos de especiales previstos para mejorar la experiencia del usuario y la estética de sus aplicaciones. Vienen incorporados a Windows de manera predeterminada, al igual que otras funciones programadas para intensificar y atenuar la visualización. Entre otras características especiales que contribuyen a ralentizar la velocidad se incluyen las imágenes translúcidas y las animaciones.

Abra el menú de Windows y busque ‘Sistema’. A continuación, en la pestaña ‘Configuración avanzada del sistema’, abra la pestaña‘Avanzado’ y seleccione ‘Configuración de rendimiento’. Haga clic en la pestaña ‘Efectos visuales’ y, a continuación, haga clic en el botón de selección ‘Personalizar’. De este modo aparecerá una lista de efectos visuales, que podrá desactivar desmarcando las casillas. Haga clic en ‘Aplicar’ para confirmar los cambios realizados.

7. Desactive los efectos de transparencia

Aparte de consumir recursos del sistema para presentar funciones como animaciones, Windows 10 también utiliza efectos de transparencia para ciertas funciones, como el menú de tareas. Estos efectos aparentemente sencillos son en realidad bastante complejos, y consumen más recursos de lo que podría pensarse.

Para desactivar los efectos de transparencia, abra el menú de Windows y escriba ‘configuración del color’ en la barra de búsqueda para ir a la Configuración del color de Windows 10. Desde allí, desplácese hacia abajo hasta encontrar el botón de ‘Efectos de transparencia’. Haga clic en el botón para activar o desactivar los efectos de transparencia.

8. Ejecute un mantenimiento del sistema

Windows 10 incorpora una función que ejecuta tareas de rutina para el mantenimiento del sistema. Incluye tareas como la desfragmentación del disco duro, la búsqueda de actualizaciones y la detección de virus y malware.

Normalmente, el mantenimiento del sistema se ejecuta en segundo plano mientras el PC está en reposo, pero puede ejecutarlo manualmente si se ha producido un problema que desee comprobar.

Para ello, abra el Panel de control y seleccione ‘Seguridad y mantenimiento’. Haga clic en la flecha para mostrar las opciones de mantenimiento y, a continuación, seleccione ‘Iniciar mantenimiento’. De este modo podrá ejecutar una comprobación manual del mantenimiento del sistema.

9. Actualice la RAM
Ventana Seguridad y mantenimiento de Windows 10

Un método drástico para mejorar la velocidad y rendimiento del PC es actualizar la RAM, con lo cual incrementará el volumen de memoria del sistema. Windows 10 requiere un mínimo de 4 GB para funcionar correctamente. Si utiliza su PC para cargas de trabajo intensas, como juegos o producción de multimedia, tener más memoria le beneficiará.

La actualización de la RAM puede mejorar mucho la velocidad y funcionamiento del PC. Para consultar qué tipo de RAM necesita específicamente su PC, abra el Administrador de tareas (Ctrl + Alt + Supr) y, a continuación, haga clic en ‘Rendimiento’. Verá cuántas ranuras de memoria tiene su PC, así como el tipo de RAM instalada, como DDR4.

10. Actualice el almacenamiento

La actualización del almacenamiento puede contribuir a mejorar mucho la velocidad y funcionamiento del PC. La mayoría de los PC incorporan unidades de disco duro (HDD) giratorios, pero el uso de un disco de estado sólido (SSD) convertirá su sistema en una máquina más potente.

Por lo general, los SSD son más caros que los HDD, pero la mejora en tiempos de arranque, tiempos de carga de programas y respuesta general del sistema los convierte en una inversión muy rentable.

Los SSD se presentan en diferentes factores de forma o dimensiones, en función de los requisitos del sistema. Se comercializan en factores de forma 2.5 y M.2 para equipos de sobremesa y portátiles. Asegúrese de comprar un SSD correcto que sea compatible con su sistema. También podrá transferir sus archivos y documentos desde el disco duro al nuevo SSD, así no tendrá que preocuparse por la pérdida de contenidos de su PC.

Para consultar información acerca de cómo el virus COVID-19 ha afectado a nuestras operaciones comerciales, haga clic aquí.