cámara de vehículo montada detrás del parabrisas, desplazándose por una carretera despejada con paisaje cubierto de nieve
Elección de almacenamiento para su cámara de vehículo

Las cámaras de vehículo han encontrado un nicho en el universo del consumo, como manera práctica para documentar su tiempo tras el volante y método prácticamente infalible para grabar pruebas. Entre algunos ejemplos podemos mencionar sus desplazamientos a y desde el lugar del trabajo, los paisajes atravesados durante un viaje o, quizá, para filmar un vídeo de su barrio y utilizarlo para contribuir a la venta de su casa. En el segundo caso, estas cámaras son un método sensacional para demostrar quién es el culpable de un accidente de tráfico, o bien plasmar incidencias que se produzcan en torno a su vehículo aparcado.

Tarjeta microSD insertada en una cámara de vehículo

Prácticamente todas las cámaras de vehículo utilizan tarjetas SD (Secure Digital), aunque ahora muchas están adoptando las tarjetas microSD. Incluso si su cámara admite solamente tarjetas SD, con un adaptador de SD podrá utilizar tarjetas microSD.

El almacenamiento es un componente fundamental cuando se utiliza una cámara para vehículo. A primera vista, lo lógico es utilizar una tarjeta de memoria de gran capacidad, ya que la unidad posiblemente grabe durante un prolongado período de tiempo. Pero esa lógica adolece de un importante error. Las tarjetas de memoria básicas tienen una vida útil limitada. Aunque es muy improbable que una tarjeta así, empleada en una cámara digital, en un teléfono inteligente, en una unidad GPS o similar llegue alguna vez al final de su vida útil, utilizarla en una cámara de vehículo es totalmente diferente.

Una tarjeta de alta resistencia, diseñada específicamente para aplicaciones de uso muy frecuente y de elevada intensidad de operaciones de escritura, es esencial para una cámara de vehículo. En el transcurso del tiempo, esta cámara escribirá y reescribirá centenares centenares, e incluso miles, de veces. Las tarjetas microSD de alta resistencia están construidas para este uso y para emplearlas en situaciones difíciles, como por ejemplo dejar un vehículo aparcado en la calle desde las más bajas temperaturas del invierno hasta las más altas del verano. Algunas son lo bastante duraderas como para protegerse a sí mismas contra estas inclemencias, contra sacudones y contra el agua.

Seleccionar la velocidad de escritura correcta es esencial. Una velocidad demasiado lenta da como resultado saltos de cuadros y una calidad de vídeo deficiente, Por el contrario, una velocidad demasiado alta supone una sobresaturación y no mejorará necesariamente la calidad del vídeo. En general, las de Clase 10 (10 MB por segundo) resultan adecuadas si graba imágenes HD de 1080p.

Una tarjeta de memoria microSD de alta resistencia de Kingston

He aquí algunos factores a considerar a la hora de elegir una tarjeta de memoria para su cámara de vehículo:

  • Resolución: cuanto mayor la resolución, mayor será la necesidad de espacio de almacenamiento. Las imágenes 4K ocupan más espacio que las de 1080p que, a su vez, ocupan un poco más espacio que las de 720p.
  • Reescritura: las tarjetas de memoria de cámaras de vehículo son sobrescritas numerosas veces. Una mayor capacidad de memoria reduce el número de ciclos de escritura y prolonga la vida útil de la tarjeta.
  • Tiempo de uso: en general, una hora de filmación de imágenes de 1080p utiliza aproximadamente 6 GB. Conducir 2 horas diarias y 5 días a la semana requeriría unas 60 GB de almacenamiento, o una tarjeta de 64 GB.
  • Velocidad de trama: en general, las cámaras de vehículo filman entre 30 y 60 cuadros por segundo (cps). Los 60 cps ofrecen una mejor calidad de imagen, aunque también ocupan el doble de espacio de almacenamiento, en tanto que los vídeos de 30 cps suelen ser de buena calidad.
  • Capacidad: es importante tener en cuenta la capacidad de la tarjeta. ¿Cuál es la capacidad máxima? ¿En qué punto deja de filmar? ¿Realiza automáticamente un bucle para volver al principio y sobrescribir filmaciones más antiguas? De una u otra manera, conviene conocer las funciones de su cámara en relación con las tarjetas de memoria de almacenamiento.

La principal cuestión que debe recordar al comprar una tarjeta de memoria para su cámara de vehículo es que son imprescindibles las de alta resistencia en lugar de las de uso general. Además, intente encontrar alguna que sea duradera y lleve garantía, por cuanto podría desgastarse en el transcurso del tiempo. Una tarjeta de memoria de rendimiento y capacidad correctos permite que las cámaras de vehículo funcionen durante más tiempo. Vale la pena invertir en tarjetas de memoria fiables y de calidad para su cámara de vehículo. Así, obtendrá filmaciones de alta calidad en cualquier momento o lugar en que más la necesite.

#KingstonIsWithYou

Vídeos relacionados

Trisha con una réplica cómicamente grande de una tarjeta microSD 4:23

Cómo elegir tarjetas microSD para teléfonos Android, cámaras de vehículos y drones

¿Cómo elegir la tarjeta microSD óptima para teléfonos Android, cámaras de vehículos o drones? En este vídeo le ayudaremos a elegir el modelo correcto.

Artículos relacionados