La memoria con ECC y los bloques adicionales ayudan a proteger los datos de la unidad SSD Kingston de errores

Protección de datos de extremo a extremo

Todos los SSDs de Kingston incorporan Protección de datos de extremo a extremo, la cual protege los datos del cliente tan pronto como sean transferidos por el sistema huésped al SSD, y después del SSD a la computadora huésped.

Transferencias de datos dentro de un SSD

Todos los SSDs contienen controladores que les permiten comunicarse con el sistema huésped al cual están conectados. La escritura o lectura de datos del SSD ocurre a través del controlador SSD, sin importar el factor de forma del SSD (2.5 pulgadas, Tarjeta incluida, M.2, etc.) o el protocolo usado (por ejemplo SATA o NVMe).

Hay numerosos diseños de controladores SSD disponibles actualmente. Mientras algunos controladores SSD tienen un caché incorporado (típicamente SRAM) como parte del diseño del controlador, otros pueden utilizar un chip DRAM discreto, usado para almacenar temporalmente tablas de asignación Flash y los datos de usuario siendo procesados. Algunos diseños de controladores no usan una DRAM discreta, y en su lugar, usan una porción del Flash NAND como almacenamiento de sus tablas de asignación.

Los SSDs se basan en chips Flash NAND para el almacenamiento de datos. Los chips NAND son dispositivos de almacenamiento no volátiles que almacenan datos incluso después de perder la fuente de energía. El controlador SSD necesita almacenar o recolectar datos, tiene que escribir a o leer desde los chips Flash NAND.

Corrección y detección de errores

Los SSDs deben mantener la Integridad de los datos a medida que estos se mueven de la PC huésped al almacenamiento NAND, a través del controlador SSD. La transferencia de datos desde el huésped al SSD antes de que realmente sean escritos al almacenamiento Flash NAND, frecuentemente se conoce como "datos en vuelo" o "datos en tránsito". Los controladores SSD incorporan Tecnología de corrección de errores (llamado ECC por "Código de corrección de errores") para detectar y corregir la vasta mayoría de errores que puedan afectar a lo largo de la trayectoria. Los chips de memoria Flash incorporan tecnología de corrección de errores adicional para cada bloque de información que es escrito; esta información le permite al controlador SSD corregir simultáneamente muchos errores cuando se lee un bloque de datos. La Memoria Flash NAND, como los discos duros, va a encontrar errores de bit durante su operación normal que va corregir en el mismo momento con su dato ECC.

En casos extremos, los errores de datos en un bloque siendo procesado no pueden ser corregidos; el controlador SSD va a reconocer esta ocurrencia como un error ECC incorregible (UECC) y reportarlo a la computadora huésped. Los SSDs son diseñados para ser extremadamente confiables. Para los SSDs clientes, los UECCs se clasifican normalmente en un rango de 1 a 10

-15 bits procesados, los SSDs empresariales son clasificados en un rango de 1 a 10-16 bits procesados. Utilizando el requisito JEDEC JEDS218A y JESD219 UBER para un SSD empresarial contra un SSD cliente, se espera que el SSD de clase empresarial experimente sólo 1 error de bit irrecuperable a una tasa de 1 error de bit cada 10 cuatrillones de bits (~1,11 Peta bytes) procesados, en comparación con 1 error de bit por cada 1 cuatrillón de bits de un SSD clase cliente (~0,11 Peta bytes) procesados.

Los SSDs de Kingston también incorporan Bloques de repuesto en los dispositivos Flash NAND. Estas áreas de almacenamiento se encuentran usualmente en el espacio de sobre-aprovisionamiento (OP) del dispositivo, y no son accesibles por el usuario. Si un dispositivo NAND tiene errores excesivos en el bloque de datos, entonces este bloque será marcado como Bloque malo, retirado, y uno de los bloques de repuesto será rotado y puesto en servicio. Durante este proceso los datos serán corregidos de ser necesario, usando la ECC. El uso de Bloques de repuesto extiende la vida útil y durabilidad de los SSD.