Este sitio utiliza cookies para proporcionar características y funcionalidades mejoradas. Al hacer uso del sitio, usted está consintiendo esto. Lea más sobre nuestra política de cookies

M.2 ha sido desarrollado por las organizaciones de estándares PCI- SIG y SATA-IO y está definido en el PCI SIG M.2 y las Especificaciones SATA Rev. 3.2. Originalmente fue llamado el factor de forma de Nueva generación (NGFF), y luego fue renombrado oficialmente como M.2 en 2013. Muchas personas aún se refieren a M.2 como NGFF.

El factor de forma pequeño M.2 aplica a muchos tipos de tarjetas de expansión, tales como Wi-Fi, Bluetooth, Navegación por satélite, Near Field Communication (NFC), radio digital, Wireless Gigabit Alliance (WiGig), WAN inalámbrica (WWAN) y Unidades de estado sólido (SSDs).

M.2 posee un subconjunto de factores de forma específicos estrictamente para las SSDs.

No, son diferentes; M.2 es compatible con las opciones de interfaz de almacenamiento tanto SATA como PCIe, mientras mSATA sólo lo es con SATA. Físicamente, su apariencia es diferente y no se pueden enchufar en los mismos conectores del sistema. La siguiente imagen muestra una SSD M.2 y una SSD mSATA (se puede ver que el conector es diferente, al igual que sus tamaños de tarjeta):

Module image

M.2 2280 (arriba) en comparación con mSATA. Tenga en cuenta las guías (o muescas) que impedirán que sean insertadas en ranuras incompatibles.

El factor de forma M.2 fue creado para proporcionar opciones múltiples para las tarjetas de factor de forma pequeño, incluyendo las SSDs. Las SSDs anteriormente dependían de mSATA como factor de forma más pequeño, pero mSATA no pudo ser escalado hasta 1TB a un costo razonable. La respuesta fue la nueva especificación M.2 que permite diferentes tamaños de tarjeta y capacidades para la SSD M.2. La especificación M.2 permite a los fabricantes de sistemas normalizar sobre un factor de forma pequeño y común que se pueda ampliar a las altas capacidades donde sea necesario.

Todas las SSDs M.2 se montan al ras en ranuras M.2 en las placas del sistema. El factor de forma M.2 presenta una senda hacia un mayor rendimiento, a través de un diseño más compacto, y es la trayectoria a seguir para el avance tecnológico de las SSDs.Además, no se necesitan cables de energía o de datos, haciendo innecesaria la gestión de los cables. Al igual que las SSDs mSATA, las SSDs M.2 sólo deben ser insertadas en una ranura para que la instalación física quede completa.

Placas madre utilizando los chipsets Intel 97 Intel y AMD FX 990 recientemente lanzados que son compatibles con SSDs M.2 SATA y PCIe. Además hay numerosas notebooks que ya son compatibles con la SSD M.2 . Por favor, consulte las especificaciones del sistema y el manual del usuario para comprobar la compatibilidad antes de comprar una SSD M.2.

En estas Preguntas frecuentes nos enfocamos estrictamente en el factor de forma SSD M.2, con una advertencia para los lectores: Hay ranuras M.2 en sistemas que no son compatibles con las SSDs M.2.

Hay muchos diferentes tamaños de módulos M.2 debido a los diferentes tipos de tarjetas M.2 que van desde las SSDs a tarjetas de red de área extensa (WAN).

Para los módulos de M.2 basados en SSD, los tamaños que aparecen más frecuentemente son 22 mm ancho x 30 mm de longitud, 22 mm x 42 mm, 22 mm x 60 mm, 22 mm x 80 mm y 22 mm x 110 mm. Las tarjetas serán denominadas según sus dimensiones anteriores: Los primeros 2 dígitos definen el ancho ( todos de 22 mm) y los dígitos restantes definen la longitud desde 30 mm hasta 110 mm de largo. Por lo tanto, las SSDs M.2 se especifican como 2230, 2242, 2260, 2280 y 22110.

La siguiente imagen muestra una SSD de 2.5 pulgadas y SSDs M.2 2242, 2260 y 2280:

Size range image

Hay dos razones para las diferentes longitudes de SSDs M.2:

  1. Las diferentes longitudes permiten diferentes capacidades de la unidad SSD; cuanto más extensa la unidad, más chips Flash NAND se pueden montar en la misma, además de un controlador y posiblemente un chip de memoria DRAM. Las longitudes 2230 y 2242 soportan de 1 a 3 chips Flash NAND mientras que las 2280 y 22110 soportan hasta 8 chips Flash NAND, que pueden permitir una SSD de 1TB en los mayores factores de forma M.2.
  2. El espacio para ranuras en la placa del sistema puede limitar el tamaño M.2: Algunos notebooks pueden ser compatibles con una M.2 con fines de almacenamiento en caché, pero sólo tienen un pequeño espacio que acomodará sólo una SSD M.2 2242 (las SSDs M.2 2230 son más pequeñas todavía, pero no son necesarias en la mayoría de los casos donde cabrán las SSDsM.2 2242).

    Por ejemplo, si una SSD M.2 se utiliza como caché (con software Smart Response Technology (SRT) de Intel ® en sistemas Cliente) o disco de arranque de OS con pequeña capacidad en un Ultrabook o Chromebook, son de uso común las SSDs M.2 2242.Si la SSD M.2 se utiliza como la unidad principal en un notebook o sistema de escritorio, son los más utilizadas SSDs M.2 2280 más largas y de mayor capacidad.

Kingston presentó las SSDs M.2 SATA 2280 a partir de junio de 2014 y agregará diferentes tamaños según los requisitos del mercado.

M.2 es el factor de forma física.SATA y PCIe se refieren a la interfaz de almacenamiento; la principal diferencia es el rendimiento y el protocolo (lenguaje) que habla la SSD M.2.

La especificación M.2 ha sido diseñada para dar cabida a la vez a interfaces PCIe y SATA para SSDs.Las SSDs M.2 SATA utilizarán el mismo controlador que se encuentra actualmente en las típicas SSDs SATA de 2.5 pulgadas.Las SSDs M.2 PCIe utilizarán un controlador diseñado específicamente para ser compatible con el protocolo PCIe.

Una SSD M.2 sólo puede admitir un protocolo, pero algunos sistemas tienen ranuras M.2 que pueden prestar soporte tanto a SATA como a PCIe.

No. Una SSD M.2 será compatible tanto con SATA como con PCIe, pero no ambas al mismo tiempo. Además, las ranuras de la placa de sistema estarán diseñadas por los fabricantes para soportar ya sea SATA, PCIe, o en algunos casos, ambos. Es importante consultar el manual de su sistema para verificar con cuáles tecnologías es compatible; en algunas placas madre, incluso puede haber ranuras que soportan ambos y algunas se limitan sólo a SATA o sólo a PCIe.

La interfaz PCIe es más rápida, ya que la especificación SATA 3.0 se limita a una velocidad máxima de ~ 600 MB/seg, mientras que los carriles PCIe Gen 2 X2 son capaces de hasta 1000MB/seg y los carriles Gen 2 x4 llegan hasta 2000MB/seg. También hay una nueva tecnología PCIe Gen 3, que se hará más común durante 2015, con velocidades x4 de hasta 4000MB/seg.

No, las SSDs SATA y PCIe M.2 usarán los controladores estándar AHCI integrados en el sistema operativo. Sin embargo, es posible que se deba habilitar la SSD M.2 en el BIOS del sistema antes de poder utilizarla.

En ciertos casos, la ranura de SSD M.2 podría compartir carriles PCIe o puertos SATA con otros dispositivos en la placa madre. Por favor, revise la documentación de su placa madre para obtener información adicional ya que el uso de los dos puertos compartidos al mismo tiempo podría deshabilitar uno de los dispositivos.

¿Son las SSDs M.2 SATA más rápidas que las SSDs regulares SATA o mSATA de 2.5 pulgadas?

El rendimiento sería probablemente similar; también dependería del controlador específico dentro del sistema huésped que las SSDs estuvieran usando, así como de la distribución interior y el controlador de cada SSD. La especificación SATA 3.0 soporta hasta 600MB/seg, ya sea en factores de forma de SSD de 2.5 pulgadas, mSATA o M.2.

Si el sistema huésped no admite el protocolo PCIe, lo más probable es que el BIOS no verá la SSD M.2 PCIe y, por tanto, sería incompatible con el sistema. Del mismo modo, con una SSD M.2 SATA instalada en una ranura que soporte SSDs M.2 PCIe únicamente, la SSD M.2 SATA no sería utilizable.

La SSD PCIe M.2 sólo sería capaz de operar a velocidades x2 de PCIe (funcionalidad de 2 carriles) dentro de esa placa madre. Si usted compra una placa madre que soporta velocidades x4 de PCIe, su SSD M.2 capacitada para x4 debería funcionar como se espera dentro de ese entorno. Además, hay limitaciones PCIe en las placas de sistema donde puede superarse el número total de carriles PCIe, lo que limita a la SSD M.2 PCIe x4 a tener 2 carriles o incluso ninguno.

La especificación M.2 define 12 claves o muescas en la interfaz de la tarjeta M.2 y la ranura; muchos de ellas están reservadas para uso futuro:

table

Específicamente para SSDs M.2 , hay 3 muescas que se utilizan comúnmente:

  • B
  • M
  • B+M (ambas muescas están en la SSD M.2)/li>

Los diferentes tipos de muescas están rotulados a menudo en o cerca del conector de borde (o contactos dorados) de la SSD M.2 y también en la ranura de M.2.

El siguiente gráfico ilustra las muescas de SSD M.2 en las SSDs M.2 y las ranuras M.2 compatibles con las muescas que permiten la inserción de los conectores adecuadamente dispuestos:

Key image

Tenga en cuenta que las SSDs M.2 con muesca B tienen un número diferente de contactos en el borde (6) en comparación con las SSDs M.2 con muesca M (5); esta distribución asimétrica evita que los usuarios inviertan las SSDs M.2 y traten de insertar una SSD M.2 con muesca B en una ranura para muesca M, y viceversa.

Una SSD M.2 con el conector de borde con muesca B puede soportar el protocolo SATA y/o PCIe en función de su dispositivo, pero sólo puede soportar hasta un rendimiento x2 de PCIe (1000MB/seg) en el bus PCIe.

Una SSD M.2 con el conector de borde con muesca M puede soportar protocolo SATA y/o PCIe en función de su dispositivo, y puede soportar hasta un rendimiento x4 de PCIe (2000MB/seg) en el bus PCIe, siempre y cuando el sistema huésped también admita x4.

Una SSD M.2 con el conector de borde con muesca B+M puede soportar el protocolo SATA y/o PCIe en función de su dispositivo, pero sólo puede soportar hasta un rendimiento x2 en el bus PCIe..

¿Qué significan las diferentes muescas?
Muesca para SSD M.2 Muesca B Muesca M Muescas B+M
Conector de borde SSD
Ranuras compatibles
Tipos de unidades compatibles (Protocolos) SATA y/o PCIe x2 SATA y/o PCIe x4 Depende de lo que admita el conector (B o M) y lo que admita la SSD M.2. Consulte la documentación del sistema y el tipo SSD M.2 en cuanto a compatibilidad

Más

Muesca para SSD M.2 Muesca B Muesca M
Conector de borde SSD SSD edge connector - B Key SSD edge connector - M Key
Ranuras NO compatibles Not Compatible Sockets - B Key Not Compatible Sockets - M Key

Las muescas B+M en una SSD M.2 permiten compatibilidad cruzada sobre varias placas madre, siempre y cuando sea compatible el protocolo SSD apropiado (SATA o PCIe). Algunos conectores huésped de la placa madre pueden estar diseñados sólo para dar cabida a las SSDs con muesca M, mientras que otros sólo pueden acomodarse a la SSD con muesca B. La SSD con muescas B+M fue diseñada para hacer frente a este problema; sin embargo, el enchufar una SSD M.2 en una ranura no garantiza que va a funcionar, ya que eso dependerá de que haya un protocolo compartido entre la SSD M.2 y la placa madre.

Los conectores huésped M.2 estarán basados en la muesca B o en la M. Pueden admitir tanto protocolo SATA como PCIe. Por el contrario, sólo pueden ser compatibles con uno de los dos protocolos.

Si su conector SSD es un conector de borde de muesca B+M, se acomodará físicamente en cualquiera de los conectores huésped, pero es necesario comprobar las especificaciones del fabricante de la placa madre/del sistema para garantizar la compatibilidad del protocolo.

Siempre se debe leer la información del fabricante de la placa madre/del sistema para confirmar longitudes son compatibles, pero muchas placas madres admitirán 2260, 2280 y 22110. Muchas placas base proporcionarán desplazamiento múltiple mediante tornillo de retención, lo que permite a un usuario asegurarse una SSD M.2 2242, 2260, 2280, o incluso hasta una 22.100. La cantidad de espacio en la placa madre limitará el tamaño de SSDs M.2 que se pueden asegurar en la ranura y ser utilizadas.

Los diversos tipos de conectores son parte de la Especificación M.2 que exige la compatibilidad para tipos de dispositivos específicos dentro de un ranura determinado.

Ranura 1 está diseñada para Wi-Fi, Bluetooth®, NFC y WI Gig

Ranura 2 está diseñada para WWAN, SSD (cacheo) y GNSS

Ranura 3 está diseñada para SSDs (SATA y PCIe, hasta rendimiento x4)

Si una Ranura 2 está disponible en un sistema de para admitir una tarjeta WWAN y no se utiliza, se puede utilizar para una SSD M.2 (típicamente con un pequeño factor de forma como 2242 ) si se trata de una con muesca B. Las SSDs M.2 SATA pueden ser insertadas en conectores de WWAN compatibles si la placa de sistema lo admite. Por lo general, las SSDs M.2 2242 de menor capacidad se utilizarán con fines de almacenamiento en caché junto con un disco duro de 2.5 pulgadas. Una vez más, es importante que consulte la documentación de su sistema en cuanto a compatibilidad con M.2.

No, las SSDs M.2 no fueran diseñadas para ser de "inserción en caliente". Por favor, instale y quite las SSDs M.2 cuando el sistema esté apagado.

Para ciertas aplicaciones integradas donde el espacio es limitado, las especificaciones M.2 prevén diferentes espesores de SSDs M.2: 3 versiones diferentes de una sola cara (S1, S2 y S3) y 5 versiones de doble cara (D1, D2, D3, D4 y D5). Algunas plataformas pueden tener requisitos específicos debido al espacio limitado por debajo de su conector M.2, como se muestra en el gráfico siguiente (cortesía de LSI).

Main System Board

Las SSDs M.2 de Kingston se ajustan a las especificaciones M.2 de doble lado y caben en la mayoría de las tarjetas del sistema que aceptan SSDs M.2 de doble lado; por favor consulte con su representante de ventas si usted requiere unidades de un solo lado para aplicaciones integradas específicas.

Las SSDs M.2 PCIe de próxima generación pasarán de la utilización de los controladores AHCI legados integrados en los Sistemas operativos de hoy a la utilización de una nueva arquitectura utilizando una nueva interfaz huésped Non-Volatile Memory Express (NVMe). NVMe fue diseñada desde el principio para ofrecer soporte nativo a SSDs basadas en Flash NAND (y posiblemente memoria no volátil en el futuro) y ofrecer incluso mayores niveles de rendimiento. Las pruebas preliminares en el sector han indicado niveles de rendimiento de 4 a 6 veces mayores que los de las SSDs SATA Rev. 3.0 actuales.

Se espera lanzarla en 2015 primero en el ámbito Enterprise y luego pasar a los sistemas Cliente. Hay controladores beta presentes hoy en día en muchos sistemas operativos, a medida que la industria dispone el ecosistema para lanzar las SSDs NVMe.

        Back To Top