Un soldado, con uniforme de camuflaje, trabajando con un portátil

¿Por qué los militares confían en Kingston IronKey?

Mantener los datos protegidos, tanto en primera línea como en la retaguardia

En el mundo de la seguridad informática y de los sistemas para operaciones militares y de defensa, la necesidad de proteger datos sensibles y críticos nunca antes había sido tan importante, considerando las crecientes ciberamenazas de la actualidad.

Entender la manera en que funcionan los sistemas informáticos y la necesidad de contar con activos de almacenamiento que incorporen funciones de protección contra ataques es esencial. Por otra parte, las medidas de seguridad deben también complementarse con la infraestructura existente para garantizar los más altos niveles de protección tanto dentro como fuera del cortafuegos.

Si combinamos todo esto con las diversas circunstancias de uso (sean ambientales o vinculadas a la conectividad), queda en evidencia la necesidad de soluciones sin compromiso en materia de velocidad, seguridad y resiliencia.

El problema

Una importante organización militar europea buscaba potenciar sus operaciones con dispositivos de almacenamiento portátiles ultraseguros. La única solución aceptable consistió en seleccionar un producto con los más altos niveles de cifrado que existen.

Sin embargo, para obtener este grado de protección no debían sacrificarse ni la velocidad ni la utilizabilidad. Dadas las habitualmente duras condiciones del servicio militar activo, también es esencial una durabilidad suficiente para resistir las rigurosas condiciones ambientales. Satisfechos estos criterios, es posible almacenar y transferir datos de manera segura a todos los destinatarios.

Considerando los estrictos protocolos de seguridad requeridos para proteger los datos de un perfil tan alto, la organización en cuestión necesitaba un aliado tecnológico que entendiese perfectamente un sector tan sensible. Un socio capaz de ofrecer soluciones que satisfagan con creces sus requisitos básicos, y que les preste asistencia en el exhaustivo proceso de ensayos y verificación, para una mayor tranquilidad.

Solución

Ilustración de una carpeta cerrada detrás de una unidad USB IronKey S1000

Trabajando en estrecha colaboración con nuestro equipo de Pregunte a un experto, Kingston recomendó una solución del más alto nivel de protección de grado militar combinada con una estructura sólida y resistente. Además, esta recomendación garantizaba que estábamos capacitados para ofrecer dispositivos con las más altas velocidades de lectura/escritura, para una rápida transferencia de datos tanto si se los utiliza desde la línea del frente como en la retaguardia.

Resultó seleccionada nuestra unidad USB con cifrado por hardware Kingston IronKey S1000, considerando sus niveles de seguridad, velocidad y resistencia sin compromisos, con lo cual la organización obtuvo una solución adecuada para sus funciones y operaciones críticas. La carcasa de aluminio hermética de la unidad S1000, sumergible hasta 1 metro, resiste todos los rigores y los trajines de la vida militar.

La S1000 protege el 100% de los datos confidenciales con cifrado AES de 256 bits basado en hardware, en modo XTS, y validación FIPS 140-2 de Nivel 3, con gestión de clave de cifrado por criptochip en el dispositivo. Es el nivel de protección más alto que resulta práctico en una unidad USB. Las avanzadas funciones de seguridad incorporadas en la S1000 fueron rápidamente identificadas como la solución perfecta para sus necesidades de protección de datos.

Por otra parte, la unidad también detecta la manipulación física y responde a ella. En su interior, la unidad va rellenada de epóxido sólido, que encola todos los dispositivos electrónicos a la carcasa. Este epóxido especial ha sido diseñado para ser prácticamente imposible de retirar sin dañar los componentes internos, como los chips de memoria Flash. Esto ofrece la protección contra intrusiones que requiere la norma FIPS 140-2 de Nivel 3.

Por otra parte, la S1000 incorpora un criptochip especial para almacenar las claves y parámetros críticos utilizados por el controlador de cifrado. Esta singular arquitectura refuerza todavía más la seguridad. En el improbable caso de que este criptochip pudiese ser extraído sin daños de entre el epóxido de la unidad, cuenta con defensas adicionales contra múltiples métodos de ataque. Por ejemplo, el criptochip va encapsulado con una malla electrónica que impide que lo corten para exponer su oblea a una sonda: si la malla resulta dañada de algún modo, el criptochip de autodestruirá.

Además, la S1000 incorpora protección de datos automática al extraer la unidad. Asimismo, la unidad USB cifrada utiliza firmware firmado digitalmente, lo cual la hace inmune a amenazas tales como BadUSB. La unidad también puede configurarse para que su contenido se borre después de un determinado número de intentos de acceso fallido, una defensa eficaz contra los ataques de fuerza bruta en caso de ser robada o extraviada. Incluso puede ser configurada para “autodestruirse”, de modo que una unidad expuesta a un ataque de fuerza bruta para adivinar su contraseña perderá su funcionalidad, convirtiéndose en un “ladrillo.” Las unidades USB S1000 son singulares, por el hecho de que quedan totalmente inutilizadas como defensa al ser objeto de ataques de fuerza bruta.

Todas estas avanzadas funciones de seguridad se complementan con la resistente carcasa de aluminio anodizado de S1000, compatible con las normas MIL-STD-810F. Sumemos a esto su capacidad de transferir datos a velocidades de hasta 230 MB/s en lectura y 240 MB/s en escritura*, gracias a su arquitectura interna que utiliza un microdisco SSD para su almacenamiento Flash.

Esta recomendación no solamente garantizó el almacenamiento seguro y protegido de los datos de operaciones de una importante organización militar europea, sino que además sus integrantes ahora confían en un dispositivo rápido, resistente y fiable, sea cual fuere la situación y el entorno en el que se encuentren.

#KingstonIsWithYou #KingstonIronKey

Pregunte a un experto

Pregunte a un experto

Para planificar la configuración de memoria adecuada es necesario conocer los objetivos de seguridad de sus proyectos. Permita que los expertos de Kingston le orienten.

Pregunte a un experto

Artículos sobre Kingston IronKey

Artículos relacionados