Nos damos cuenta de que está visitando el sitio del Reino Unido. ¿Le gustaría visitar nuestro sitio principal?

Gestión de contraseñas. Portátil con pegatinas de contraseñas complejas en la pantalla.

Las ventajas de las frases de contraseña

Hemos recurrido a contraseñas complejas, compuestas por una mezcla de letras, dígitos y caracteres especiales, para mantener protegidos nuestros datos. Pero los requisitos que conllevan esas contraseñas complejas suponen habitualmente frustraciones y frecuentes bloqueos.

Hoy en día, los dispositivos y sistemas de inicio de sesión modernos ofrecen un método mejor: las frases de contraseña. Estas frases de contraseña son superiores a las tradicionales contraseñas “complejas” debido a una sólida combinación de ventajas: resultan fáciles de recordar, aunque muy difíciles de adivinar para humanos u ordenadores. Este es el motivo por el cual son recomendadas por el NIST para disponer de una protección avanzada.

El problema de las contraseñas complejas

Pirata atacando el microchip de hardware informático mientras procesa datos a través de Internet

Los responsables de TI y de ciberseguridad en las empresas establecen políticas para la protección de los datos sensibles, pero algunos de los estrictos requisitos de contraseñas de estas políticas tienen efectos imprevistos. Muchos empleados recurren a la reutilización, o a cambiar ligeramente las antiguas contraseñas, cuando se ven obligados a modificarlas de manera frecuente. El resultado son contraseñas más débiles como consecuencia de que sean más fáciles de recordar. Toda vez que una lista de nombres y contraseñas de usuario queda comprometida, dichas contraseñas pueden acabar en manos de ciberdelincuentes. Con estas contraseñas reales, los piratas pueden lanzar miles de ataques de fuerza bruta con las contraseñas más habituales para acceder a los datos protegidos.

Fácil de recordar

Contraseña de múltiples caracteres introducida en un formulario de introducción de contraseña

Dado que las frases de contraseña derivan su seguridad avanzada de su longitud, y no de la complejidad de sus caracteres, son mucho más fáciles de recordar para los humanos que una secuencia de números, letras y símbolos. Una frase de contraseña puede ser cualquier cosa: desde la letra de una canción hasta una cita favorita, un lema personal o un chiste privado, lo cual facilita tanto la lectura como el tecleo.

Difícil de descifrar

La longitud añadida supone complejidad añadida para el ciberdelincuente, y una mayor probabilidad de que su frase de contraseña sea totalmente distinta de cualquier otra que hubiese quedado expuesta en el pasado. El mismo tipo de ataques de fuerza bruta que los piratas pueden utilizar para descifrar contraseñas complejas tradicionales tendrá muchas más dificultades de ser fructíferos contra una frase de contraseña larga. Aunque a un ordenador potente puede llevarle escasos segundos intentar cualquier posible combinación de contraseña de 12 caracteres de longitud, las contraseñas de al menos 15 caracteres —en esencia, una frase breve, espacios incluidos— le llevarán exponencialmente más tiempo. La protección contra ataques de fuerza bruta a contraseñas es imprescindible. Para aquellos que no estén familiarizados con este tipo de protección, es la seguridad que incorporan muchos teléfonos móviles, como el iPhone de Apple. Tras 10 reintentos, el teléfono borrará todos sus datos y volverá al estado predeterminado de fábrica.

La transición a las frases de contraseña

IKVP50 en un portátil con la frase de contraseña en pantalla.

En este momento, la principal limitación para la adopción de frases de contraseña en los entornos empresariales procede de los equipos antiguos, que tienen limitaciones de caracteres y requisitos de contraseña obsoletos. Sin embargo, la doble ventaja de las frases de contraseña las han convertido en la función más solicitada por los clientes de Kingston IronKey. Este es el motivo por el que incorporamos la capacidad de frases de contraseña en numerosos dispositivos de la línea de almacenamiento Flash cifrada por hardware IronKey, como por ejemplo el IronKey Keypad 200 (que emplea un teclado alfanumérico en el propio dispositivo), el IronKey Locker+ 50 y las unidades USB de la serie Vault Privacy 50, así como los discos SSD externos Vault Privacy 80.

Estos dispositivos permiten a los usuarios seleccionar el modo Frase de contraseña, y admiten frases de hasta 64 caracteres de longitud. De este modo, los usuarios tienen la flexibilidad de establecer frases de contraseña largas con las que protegen mejor sus datos contra intentos de vulneración y, a la vez, resultan más fáciles de recordar por ser una serie de palabras con significado.

Descubra las capacidades de las frases de contraseña, y la amplia variedad de funciones de fácil uso de Vault Privacy 50, el disco SSD externo Vault Privacy 80, Keypad 200, y Locker+ 50 para determinar cuál es el que mejor se adapta a las necesidades de sus datos... Y empiece a pensar en la frase que utilizará para su dispositivo nuevo ultraseguro. El siguiente paso será cambiar sus contraseñas de Internet por frases de contraseña adaptadas a su sitio web. Incluso existiendo requisitos de contraseñas complejas, las frases de contraseña resultan más fáciles de recordar y de escribir, y más difíciles de adivinar.

#KingstonIsWithYou

Pregunte a un experto

Pregunte a un experto

Para planificar la configuración de memoria adecuada es necesario conocer los objetivos de seguridad de sus proyectos. Permita que los expertos de Kingston le orienten.

Pregunte a un experto

Artículos relacionados